Análisis: Una bofetada al surfing olímpico

Teniendo una chance de oro de meterse en Tokio 2020 o de ganar una medalla panamericana, cinco atletas prefirieron ir por el QS


El esperado y celebrado debut del surfing en los juegos panamericanos de Lima 2019 coincide 100% con el único QS 10.000 confirmado femenino de la temporada, el US Open y varias atletas ya han dicho que no quieren pelear por las medallas, ni siquiera por un lugar en Tokio 2020 y en su lugar competir por un lugar en el CT 2020 (que no dará pase olímpico).

Es interesante cuestionar el peso que estos eventos tienen para los deportes, cuando parecía que finalmente el movimiento olímpico estaba ganando terreno, se lleva un revés interesante.

Summer Macedo y Zoe McDougall de los Estados Unidos, Brisa Hennessy y Leilani McGonagle de Costa Rica y finalmente Tia Blanco de Puerto Rico prefirieron no participar en el torneo.

Esto actúa como un claro revés para Lima 2019 y para el surfing olímpico.

Por un lado no parece muy valioso para las surfistas ganar una medalla panamericana. Distintos países brindan becas destacables para quienes las ganan, pero esto no parece ser de tanto peso para las mencionadas atletas.

Ahora, negar la posibilidad olímpica resulta sorprendente, especialmente para Leilani y Tia, y también en cierta medida para Brisa (que va bien este año en el CT y era la tercera mejor preclasificada en Lima 2019 donde ya ganó).

Summer y Zoe no tienen chance de ir a Tokio porque por criterio de jerarquía está primero el CT y ahí hay estadounidenses que las dejarán siempre afuera.

Sorprende porque el evento será de 16 surfistas y con doble eliminación en una ola consistente como es Punta Rocas. Poniéndolo en perspectiva, en los World Surfing Games del 2020, la siguiente chance de llegar a Tokio de Leilani y Tia, habrán unas 150 surfistas y Steph Gilmore, Carissa Moore, Courtney Conlogue, Tatiana Weston, estarán obligadas a participar (es regla que las clasificadas por CT deberán estar en los WSG).

De todos modos, ¿quién puede decir algo? Es la decisión de cada una de ellas, son ellas que eligen los sueños que desean perseguir. Y seguro no están solas en este trayecto, tienen familias, patrocinadores, entrenadores y federaciones con las que cuentan para elegir lo que eligen.

Pero, esto hace más fuerte el punto del título: Incluso con una oportunidad tan clara de ser parte del histórico debut del surf olímpico, hay atletas que prefieren apostar por ser parte del CT, por más que en el calendario hay otras opciones para obtener puntos.

Es un tema a tener muy presente por parte de las autoridades. Al final de cuentas para algunas surfistas meterse en Tokio 2020 no parece ser la gran cosa.

El US Open se realiza en Huntington Beach y este año reparte 10.000 puntos para el ranking QS. Coincide exacto con la prueba de surf de Lima 2019. Foto: WSL