Así funciona la piscina de olas australiana

Se pueden surfear 2400 olas por hora gracias al movimiento del pistón de 1400 toneladas que genera cinco ondas cada vez que bombea


Luego de realizarse varias pruebas, la empresa constructora a cargo del proyecto, Surf Lakes, Stab y Surfline brindaron imágenes y compartieron detalles sobre el funcionamiento de la nueva piscina del momento que se ubica en Yeppon, al noreste de Queensland, Australia.

La ola usa un generador de ondas concéntricas, se ubica en el centro del lago artificial y crea una gran onda que se expande hacia afuera formando varias olas. La piscina podrá realizar hasta seis grupos de olas con un breve descanso entre ellas.

En total, dicen, se logrará generar 2400 olas por hora, es decir que en un mismo lugar 240 personas pueden surfear 10 olas cada una en esa hora, lo que resulta en un buen negocio para los inversores. Según informó Stab la piscina de Kelly se alquila por 55.000 dólares por día, la de Waco al parecer ganó buen dinero mientras que estuvo abierta y con cada ser humano pagando un aproximado de 100 dólares la hora y 240 personas en el agua, las ganancias serían absurdas funcionando a todo motor.

La altura máxima que puede alcanzar la ola es de 2,4 metros (en Surfline están hablando de ocho pies, habrá que ver si los tamaños son hawaianos o qué). Ofrecerá cinco tipos diferentes de olas dependiendo el nivel y permitirá que avanzados y principiantes formen parte de la misma sesión sin que uno moleste al otro.

El inventor de esta tecnología, Aron Trevis, que se autodefine como un "surfer ocasional", contó a Surfline que estaba con la familia jugando en un lago tirando rocas cuando vio las ondas que se formaban, habló con un amigo y le dijo: "¿Qué pasaría si la roca es más grande?". Tan grande como un pistón de 1400 toneladas que es el que está instalado.

El periodista de Surfline recuenta en su crónica que el ruido de la máquina que levanta a las 1400 toneladas le recordó al que se usa en un parque de diversión.

Luego de haberla testeado en estos días, Trevis dijo que todavía queda mucho trabajo por realizar para que funcione el modelo al 100%. Que las imágenes vistas, bastante convincentes de todos modos, son con la máquina funcionando al 50%.

El fondo de la piscina tiene una equis que imita a un arrecife, encima de cada línea de la equis es donde rompe cada ola que quiebra para los dos lados.

Hoy en la ola se hicieron presentes varios surfistas: Connor O'Leary, Joel Parkinson, Dean Morrison, Ozzie Wright, Occy y su hijo Jay, Barton Lynch, Felicity Palmater y Laura Enever, fueron algunos de los que se supo.

Como se puede ver en el video de abajo, la ola tiene cierto nivel de exigencia, esta, no pudo completarla (y dicen que "se vienen olas más grandes"):