Bravo "Never lose hope"

La nueva película de Jon Aspuru, con Aritz, Kepa y Natxo es una obra de arte del cine de surfing moderno


En días en los que los descubrimientos de olas impresionantes son casi una moneda corriente, este material es cae como una cerveza fría en el medio del desierto.

Never lose hope es el nuevo documental corto del filmmaker vasco Jon Aspuru que sigue a Kepa Acero, Aritz Aranburu y Natxo González de viaje por un recóndito rincón en algún lugar de la India donde supuestamente una perfecta derecha funciona a la perfección.

Después de atravesar el mundo, pelear con la policía, viajar ilegales a un determinado lugar, llegan, se creen que todo está soñado, pero en realidad, la ola no era tal cosa. Y para martillar más la negativa, la noche fue una pesadilla, con mosquitos jodiendo, una tormenta que se les vino arriba y otros pormenores que se transforma en "le peor noche" de la vida de los tres.

Vuelven a la casa con las manos vacías.

Se trata de una historia que sentará un precedente: El fracaso forma parte de los que se aventuran a atravesar el mundo para descubrir olas. Esta película acerca a Kepa, Natxo y a Aritz al surfer de a pie, que muchas veces termina volviendo a casa con las manos vacías. Y pocas veces con el bolso cargado de tubos.

Todo sale mal: La ola no era lo que parecía en Google Maps, la noche fue una porquería y a la mañana siguiente ya no había nada ni como para sacarse la mugre.

Se gastaron un montón de dinero y volvieron con las manos vacías.

Al final, el mensaje de Kepa termina siendo el mejor consuelo y disputa a los que puedan decir que esto fue un fracaso: Lo que uno recuerda de los viajes muchas veces no son las olas sino todo lo que sucede alrededor.

Estos amigos seguro atesoran este viaje más que muchos otros.

Y por encima de todas las cosas, se pone en pantalla con maestría, con relatos interesantes de tres de los mejores de la historia de España.

Bravo.

Hace falta poco más de esta honestidad en las producciones audiovisuales surferas.

De lejos parecía la mejor derecha del mundo, de cerca, la ola no estaba buena. Todas las fotos: Jon Aspuru
Poco antes de la peor noche de sus vidas.