Cali Muñoz: “Estar número siete en la tabla es algo que llena a uno de mucho orgullo”

El tico está mejor parado que nunca para meterse en el CT 2020, en entrevista se refiere a esto, a los cambios en su vida que lo llevaron a estar donde está y en lo que hará de ahora en más para lograr su meta máxima


Foto de portada: WSL/Janssens

Si se tiene en cuenta la madurez con la que carga a sus 26 años, casado y con una hija, con la cabeza bien puesta, su surfing preciso y su competencia inteligente, el tico Carlos Muñoz quedó, después del quinto lugar ayer en el Ballito Pro, con chances más reales que nunca de convertirse en el primer tico hombre en entrar en el CT.

Con 10.890 puntos, Muñoz ya consiguó más de la mitad de los 17.500 que se calcula se necesitan para ubicarse entre los 10 que en 2020 subirán a la elite del surfing mundial. Tiene por delante cinco QS 10.000, un 6.000 y ocho 3.000 en los que Muñoz tendrá que pellizcar unos 8.000 para hacer historia para el surfing mundial.

Tiene todo para hacerlo, así lo establece en entrevista.

El juego de aéreos de Muñoz fue clave para avanzar ronda tras ronda. Al final le faltó completar uno en sus cuartos de final contra Jack Freestone, pero había llegado tan lejos como para subir al puesto 7 del ranking. Todas las fotos menos mencionada: WSL-Janssens

¿Cuánto hacía que no comenzabas tan bien el año en el QS?
Hace un par de años comencé con un resultado de cuartos de final en un evento prime en Saquarema, ese mismo año me costó encontrar más resultados y al final del año no clasifiqué. Este año ha estado bastante constante, hemos cambiado muchas cosas, hasta la madruez, el circuito a uno lo educa y uno va mejorando poco a poco.

¿Cómo te sientes por el resultado en general?
Siento que este año hemos mejorado bastante la constancia, estuve en ronda cinco en Australia, luego segundo en Perú, cuartos de final en Chile, ahora cuartos de final acá. Son cosas que llenan a uno de positivismo y dan ganas de hacerlo mejor.

Por el resultado en general me siento muy bien, tengo como cuatro años viniendo acá a Sudáfrica y lo más que había pasado había sido un heat. Quedar en cuartos de final en un evento de 10.000 puntos y con el nivel que hay, CTs y todo, llena a uno de entusiasmo y de ganas de seguir, haciendo las cosas de la manera que las estamos haciendo, entrenando, durmiendo temprano, surfeando bastante, probando tablas, es como que uno va en el camino correcto.

¿Te quedó alguna espina en la serie con Jack Freestone? Estuviste mucho tiempo buscando reemplazar ese 4,9, ¿qué hubieras hecho distinto?
De la serie con Jack me quedó una espina de fijo, intenté por todos lados ganarle, creo que talvez me faltó un poco de calma, sin embargo, las oportunidades me salieron, tiré un muy buen aéreo que para mi criterio salió un poquito bajo y cuando uno compite contra personas del CT no se puede dejar mucha duda, en los minutos después de haber agarrado mi aéreo, él agarró un siete y algo y tenía un cinco.

El heat se volvió como si él quería fulminarlo, traté de buscar un score alto, tiré varios aéreos que no logré completar y durante el final del heat se me vino una derecha, la cual era la oportunidad, debería de haber metido dos maniobras para voltear el heat. Al principio cuando bajé, medí mal la ola, tuve que meter un corte más abajo y al final agarré mucha velocidad, traté de hacer un aéreo para dar un poquito de extra, pero no me salió. Esa sería la única espina que me queda.

En lo general, estoy muy agradecido con Dios, con mis patrocinadores y con todo el trabajo que he venido haciendo.

Con más de 10.000 puntos y todavía mucho por delante se puede decir que tienes tiempo para obtener dos resultados buenos o incluso tres razonables, o uno grande, para garantizarte por primera vez en el CT. ¿Cómo te hace sentir eso?
Con respecto a estar número siete en la tabla, es algo que llena a uno de mucho orgullo, sabemos lo difícil que es, el nivel que hay, son bastante años y me llena de ilusión. Con ganas de tratar de tomar las cosas con calma, seguir entrenando, haciendo lo mismo y con la mano de Dios ir a surfear todos los eventos que quedan y tratar de ir con cabeza fría a disfrutar y sacar buenos resultados, concretar el avanzar heats.

Y, ¿qué planes tienes para conseguirlo?
Seguir la misma base de entrenamiento que he estado haciendo, me está dando resultado. Estudiar bastante los heats que he perdido, revisar los errores que he hecho para tratar de no seguir cometiéndolos.

¿Cómo está Cali Muñoz en términos de patrocinadores y apoyo ahora, después de haber pasado por una especie de tormenta si se le puede llamar así? ¿Estamos bien o todavía falta apoyo?
Con el tema de patrocinadores, sigo teniendo el apoyo de Chocofrutas que ha sido primordial este año para hacer los eventos. También me está patrocinando Jinca. Por momento no tengo ningún patrocinador principal. Uno siempre necesita del apoyo y sé que cuando uno logra sus metas puede ir a tocar puertas. Sé que a la mayoría de las personas les cuesta también. Hay que tomarlo con calma, pero siempre abierto y a disposición de mejorar.

¿Qué crees que estás haciendo distinto este año que está haciendo que las cosas salgan bien?
En temas personales, tengo casi tres años de no ingerir alcohol, de no salir de fiesta, de estar 100% enfocado en surfear y mi familia, esposa e hija, todas esas cosas en los últimos tres años han venido a hacerme ver las cosas desde otro punto de vista. Gracias a Dios.

¿Con qué cabeza vas de aquí al US Open? ¿Qué vas a hacer en el medio?
De acá para el US Open vamos lo más positivo posible, nunca hemos estado en esta séptima posición y el US Open es un evento que me gusta bastante, las izquierdas ahí, he tenido de todo tipo de resultados, desde segunda ronda, tercera ronda, perdí en cuartos y en semis, el año pasado perdí en primera ronda y bueno, siempre ha sido un evento que me llama mucho la atención por los medios, el pier, toda la gente que está en la playa.

Voy a ir con mi familia, eso va a ser primordial, cosas que llenan de motivación, voy a seguir entrenando fuerte y poner todo en manos de Dios, esperamos que este año sea el año.

También seguir motivado con los otros latinos que le están poniendo bastante y eso hace que todos tratemos de subir el nivel.

Y ahora se viene el US Open, el mismo en el que dos años atrás se ubicó tercero. Si logra repetir, pone un pie y medio en la elite 2020. Foto: WSL