El aburrido reencuentro de dos fieras: Craig Anderson por Kai Neville

“’Ceremonia’ celebra el lujo del silencio y el deseo de desaparecer en la soledad de los paisajes en búsqueda de raras y solitarias para ser surfeadas”, es un filme demasiado lento para el gran talento fotográfico y de surfing de los involucrados

Una belleza fotográfica pero demasiado aburrida con tanta cámara lenta, tanta toma de ambiente, tanta poesía; el reencuentro de Craig Anderson con Kai Neville es más somnoliento que otra cosa.

La misma película, con esas olas perfectas y poca gente alrededor sin las cámaras lentas habría sido tantas veces mejor, tantas como el relenteo que el director no debería haber aplicado a las brillantes tomas.

El surfing que es tan dinámico, tan veloz y tan atractivo, se convierte en un aburrimiento a dos por hora.

La propia genialidad de Anderson es poder surfear esas olas pesadas con ese estilo maravilloso a 200 por hora, cuando cualquier humano apenas podría pararse o hacer el drop.

Neville, director de las afamadas Lost Atlas y Modern Collective, regresó por lo bajo con uno de sus principales surfers, quien, no obstante, se luce, aunque sea a dos por hora.

Comentarios: