El día que los que no tienen miedo sintieron miedo

Mavericks demostró que cuando está puesto de verdad ni los mejores del mundo pueden domarla

Qué tiempos que se viven, entre tapabocas y tapabocas, tests PCRs, locuras en el capitolio de los Estados Unidos, locuras con el presidente de Brasil, vacunas que no se sabe si sirven, picos de olas de un puto virus, entre todo eso está lo que siempre estuvo: Las olas.

Mavericks estuvo gigante antes de ayer, domingo 10 de enero. Gigante a niveles matrix, a niveles que asusta a los que no se asustan (ver video de Kai Lenny).

La vida, la tan preciada vida se pierde, se va, se esfuma, se hace polvo en jornadas como esas... Más de un

Y, siendo consecuentes con la vida y honestos con el surfing, los mejores big riders del planeta casi que no pudieron con la fiera. En la transmisión en vivo de la mañana que hizo Jamie Mitchell mostraba al propio Twiggy Baker dropeando en el rabo de la ola y a toda la banda, Lucas Chumbo y Kai Lenny incluidos, esperando que tranquilice un poco en el barco.

Quebraban las bestias y nadie las surfeaba en el pico... Los que no tienen miedo, tuvieron miedo.

Ante la duda, se metieron al agua de tow in y ahí salió la más grande del día: Peter Mel, de nuevo, en una bomba de unos 70 pies. Salió también un tubo del joven Luca Padua que está mostrando actitud en su ola.

Repasando las imágenes, Manny Resano fue uno de los pocos que honró al swell de verdad, se mandó en una ola enferma y la curó con el surfing que pedía (nota aquí).

Sí, Twiggy Baker dijo que se pasó de confiado, pero no completó su drop en la que parece fue la bomba más grande de remada. En tanto, la que al parecer fue la mejor ola del día del bien mandado Lucas Chumbo fue al final de cuentas un dropazo pero de nuevo, en el hombro de la ola.

El legendario fotógrafo de la ola, Frank Quirarte, explicó en uno de sus posts que la razón por la cual se vieron tan pocas olas de remada es que toda la energía del swell se concentró en el bowl y eso hizo que las olas fueran tan difíciles de dominar.

Mavericks demostró que cuando llega la hora de poner los huevos sobre la mesa, no hay quien la dome verdaderamente. Y al final de cuentas, lo mismo no puede decirse ni de Nazaré ni de Peahi.

Debajo algunos clips y fotos:

La bomba de Twggy y el airdrop increíble que no completó:

La bomba del día por Peter Mel, otra vez

El helicóptero fue bastante repudiado por los surfistas en el line up, pero sirve para tener una escala del tamaño

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Euan Rannachan (@euanart)

El drop de Chumbo

 

La francesa Justine Dupont en una grande: Curva a pocket ride 

El tubo de Luca Padua 

Los locales manda: Willem Banks en un bombón

Manny Resano dando orgullo a los latinos y a todos los underground chargers

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sachi Cunningham (@seasachi)

Un compendio del legendario fotógrafo de Mavs, Frank Quirarte

John Mel: "El mejor día de mi vida"

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por John Mel (@johnmel_)