El invierno nos brinda la posibilidad de “sentir el amor por este deporte”

Maxi Siri no solo le hace frente al frío marplatense sino que lo disfruta. En entrevista comparte los encantos y desencantos de la gélida temporada que ahora comparte con su hijo de siete años


Foto de portada: Mariano Antúnez - Nota patrocinada por Quiksilver Argentina 

El invierno en Mar del Plata es uno de los más duros del mundo si hablamos de capitales surferas. La tempratura ambiente se acerca fácilmente a los cero grados, algunas veces por debajo y el agua congela.

Esto ha causado que año tras año una gran manada de surfers argentinos viajen alrededor del mundo, alejándose de ese frío tan sufrido y acercándose a los destinos calientes.

Hay quienes no solo le hacen frente a ese frío sino que aprendieron a disfrutarlo, un gran representante de esa banda es Maxi Siri, cinco veces campeón argentino que ha recorrido el planeta entero en viajes de free surf pero cuando está en casa en invierno, va para el agua como cualquier otro día y no solo eso sino que ahora lleva a su hijo Simón de siete años.

Ahora lleva tres años que no le escapa al invierno y en este periodo ha surfeado algunas de las mejores olas de su vida.

Los años de olas frías le han valido varias anécdotas y le han dado un montón de aprendizajes. A continuación, cuenta algunos.

La gente, ,muy abrigada, atrás que mira al "loco" que acaba de salir del agua en pleno invierno. Es Maxi Siri, pentacampeón argentino y no está loco, solo le gusta mucho surfear. Foto: Mariano Antunez
"Yo pienso que cuando se dan esas condiciones que son no tantas veces al año, los tubos más largos y más perfectos que me pegué en mi vida son atrás de esa escollera", dice Maxi Siri que ejemplifica en la foto de Mariano Antunez. Cardiel imita un mini Snapper Rocks cuando está puesto y en invierno, Siri lo disfruta.

Si bien nadie niega que unos días de surfing tropical de shorts es una maravilla, el frío tiene su encanto, al menos para vos parece que sí. ¿Cuáles son los encantos del surfing invernal?
Yo creo que el invierno sin dudas nos brinda la posibilidad a los que no viajamos de correr olas de calidad que nos motivan a surfear, a sentir el amor que sentimos por este deporte, con la desventaja de tener que usar peso adicional, un buen traje, botas, capucha, no es lo mismo, pero cuando uno se acostumbra, se disfruta básicamente igual que al estar surfeando una buena ola en cualquier parte.

La semana pasada te tocaron unas sesiones bastantes buenas y bastantes frías, contá cómo estuvo.
La verdad que se viene portando bien el invierno, entró un swell muy grande, de los cuales estuvimos dos días muy luchados, mucha corriente, mucho poder en el mar y después nos regaló dos casi tres días con olas más amigables de muy buena calidad. Ahora entró otro swell de otros tres días de olas medianas de una calidad increíble donde se vieron muchos de los mejores points de Mar del Plata en su mejor forma, una calidad de olas muy buenas, no tan grandes pero súper disfrutables.

Y, los días que está más frío, ¿de qué temperaturas de agua y ambiente estamos hablando?
Las temperaturas están complicadas, en cuanto a temperatura ambiente me acuerdo que en el último swell el termómetro marcaba cinco grados, pero con una sensación térmica por el viento sur de cero o hasta bajo cero y también la temperatura del agua creo que está en nueve grados y lo más bajo que llega es a siete. El agua no la siento tan fría, pero el clima es bastante hostil.

Y, ¿qué es para vos lo más duro del surfing tan frío? ¿Cuál es el principal desafío?
Lo más difícil es obviamente llegar al pico cuando está grande y saber que te esperan unas cuantas filtradas antes de llegar al outside.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Que bien se la pasa cuando sale el barrio!! @ridersmedia

Una publicación compartida por Maxi Siri (@maxisirisurf) el

El cinco veces campeón argentino estuvo hace solo un par de meses (en aguas más cálidas) en la gran final del Quik La Paloma.

¿Qué rutinas hacés? ¿Te vas de tu casa con traje puesto, te vestís en el auto? Y luego al salir, ¿te envolvés en una toalla y te vas a tu casa, tu esposa se enoja porque entrás con el traje mojado o te cambias prolijamente en la playa?
Con respecto a mi rutina, lamentablemente vivo en un departamento, si me cambiará en casa, me echarían, no tengo esa posibilidad. Por ahí el que la puede disfrutar un poco más es Simón  que ya lo llevo cambiado, pero en mi caso es poncho y hacerlo lo más rápido que se pueda.

Una buena que se implementa a veces, hay que estar organizado, que veo que la usan muchos surfistas de acá es, bidón, lo cargas con agua caliente de la ducha y el agua por un par de horas aguanta, por más que sean de plástico, al estar tan frío al salir del agua, un agua tibia ya es un alivio importante, es una buena alternativa, un buen tip.

Mar del Plata los días más fríos, ¿qué equipamiento pide?
En lo personal yo pienso que si tenes pensado surfear todo el invierno no importa como esté, la mejor opción es un 5/4/3 con capucha incluida, eso es la bomba, te permite surfean en cualquier condición de clima, botas 5 milímetros definitivamente y guantes.

No te vemos usando guantes, por ejemplo, ¿por qué?
La verdad nunca me pude acostumbrar, es un accesorio que odio, me da una sensación muy rara en todo sentido y al estar en movimiento permanente con un buen traje trato de evitarlos, he usado en alguna que otra ocasión, pero si me los puedo sacar me los saco.

Las dos caras de la moneda: Maxi en casa, abrigado al máximo a la izquierda y Maxi en El Salvador, de shorts y con calor, haciendo un bottom en Punta Roca. Fotos: Quiksilver Argentina

Compartí algún día que el frío te haya golpeado feo, cara dormida, manos, en fin, seguro tenés de sobra:
Sí, olvídate anécdotas con frío intenso tengo un millón. Es más, las peores cagadas de frío me las pegué de chico, cuando no tenía ni equipamiento adecuado pero iba al agua igual. Mi traje me quedaba enorme entonces para que me quede más o menos ajustado me ponía un spring arriba del 4/3 y era una bolsa de agua. Miles de anécdotas de venir con mis amigos recontra cagados de frío caminando 10 cuadras hasta llegar a casa porque nos íbamos cambiados.

Lo que sí me acuerdo era la hinchazón de las manos al tocar agua más caliente. Los primeros pasos en el surfing en invierno fueron duros, hoy en día soy un privilegiado de tener buen equipamiento.

Y algún día frío que haya sido memorable.
Definitivamente sesiones memorables, la del año pasado fue la última, yo hace tres años que no viajo básicamente, estoy acá surfeando, todos los días por suerte, pero en Argentina. Se extrañan los tubos, la adrenalina de sentir una ola perfecta.

El año pasado, en mí playa, la zona donde yo surfeo siempre que es La Perla, Cardiel más específicamente. Entró un swell grande, con la arena perfectamente ubicada y la verdad que fue un festival de tubos, las olas estaban sólidas, bien power y nada, yo pienso que cuando se dan esas condiciones que son no tantas veces al año, los tubos más largos y más perfectos que me pegué en mi vida son atrás de esa escollera.

La verdad que la ola tiene una calidad que es digna de cualquiera de los mejores spots del mundo. Lamentablemente es muy cada tanto y siempre viene acompañada del frío, así que esos días épicos suelen ser en julio, agosto y septiembre.

Es alucinante sentir esa energía que te da, las ganas que te genera cuando vez una ola perfecta rolando, es el día perfecto que siempre estas soñando, posta que en ese momento pensas que no te hace falta ni tomar un avión viendo lo que tengo en casa, se disfruta mucho para los que no estamos viajando.

Esos días vale todo, no ir al trabajo, no hacer nada, hay que aprovecharlo porque sabemos que es muy cada tanto y cuando ocurre hay que estar ahí listo para disfrutarlo al máximo.

Hay un ritual del que por más que se quiera, es difícil escaparle: Ponerse el traje mojado cuando hace un frío de aquellos, ¿te toca o ya te organizaste para tener más de un 5/4/3 siempre seco?
Traje mojado me lo tengo que poner mil veces, si bien me stockee bien y tengo mi 5/4/3 y mi 4/3 bueno que puedo ir alternando, muchas veces no llega a secar y siempre obviamente hay que ponérselo rápido, una buena entrada en calor bien completa para no entrar congelado. Eso es uno de los grandes errores, sin entrar en calor, la vida útil en el agua es mucho menor.

¿A qué marplatenses indicarías como fieles surfers inverneros?  ¿Y a quiénes indicarías como los principales “escapadores” del frío? Esos que ni de pedo los ves en el agua en invierno.
Nombres de lo invierneros y lo que desaparecen no tengo la verdad, cuando hay olas están todos, es la realidad, no hay excusas, nadie desaparece por el frío. Después están los privilegiados que se la pasan de trip en trip que no lo vez porque se la están pasando joya en otro lugar de olas, yo también lo haría eso seguro (risas).

Y, ¿por qué hace tanto que no te pegás una escapada?
Me metí en un emprendimiento comercial mío, abrí un box de crossfit y nada, estoy bastante metido con eso, obviamente que los recursos para competir afuera no me alcanzan. Me encanta viajar, lo disfruto como loco, pero no tengo los recursos como para poder hacerlo. Por laburo y al margen de mi vida que cambió totalmente, tengo una familia numerosa se podría decir.

Tu hijo está surfeando mucho últimamente, ¿lo dejás ir al agua los días tan, tan fríos? ¿Alguna precaución para recomendarle a padres superprotectores?
Con Simón obviamente tengo mucha precaución, él tiene siete años y no está bueno exponerlo a un clima extremo, lo que hacemos con él es elegir la condición, que las olas estén buenas, no tiene problema en que haya tamaño. Yo si analizo cuanto me va a costar al fondo, que no filtre, que no tenga tanto recambio de agua, tiene un equipo bastante bueno, un 5/4/3 con capucha, botas 5mm, guantes y la que implementamos ahora de padre súper protector como decís vos es un spring abajo, él obviamente que disfruta y le encanta, está muy cebado con surfear, ayer pobre lo terminé de cambiar y me dice: “Con esto no me voy a poder parar”, tenía un spring y el traje encima, era más neopreno que carne, pero bueno, la verdad que no tuvo frío.

Ahora surfeamos este último swell juntos un par de días y la pasó súper bien, lo re disfrutó y yo creo que a los nenes lo que más les afecta es el viento, obviamente con un buen equipamiento y eligiendo bien la condición, si es muy fanático se podría llegar a mantener en el agua todo el año.

Simón y Maxi abrigados al máximo en sesión invernal. Ese niñito de siete años es un futuro campeón del mundo.
Maxi Siri tiene uno de los mejores juegos de rieles del surfing argentino. Foto: Quiksilver Argentina