Gabriel López: "Quiero tirarme en una de 25 o 30 pies"

Un nombre que va creciendo con el tamaño del mar en uno de las olas más pesadas del mundo, baja grande, ripea y se mete tubazos, y quiere más


El nombre del joven Gabriel López Cruz ha crecido con el tamaño de las olas en los últimos años en Zicatela, Puerto Escondido. Swell a swell, el muchacho aparece surfeando olas cada vez más grandes, mandándose en las pesadas, comprometiéndose, pagando de vez en cuando pero también llevándose tubazos en una de las olas más pesadas del mundo.

Y no solo de tubos vive él, también se lo ve metiendo maniobras buenas en La Punta y en otras playas de Oaxaca. Dice que su objetivo es mandarse en una en Zicatela de 25 o 30 pies, quiere clasificar al mundial juvenil y representar a México.

Hace unas semanas, a puro tubo ganó el torneo juvenil de Surf Web Series, compitiendo contra varios de los mejores de su país.

Debajo comparte un poco de su vida.

Casual, cómodo en situaciones pesadas, una clave para dominar las olas de uno de los beach breaks más peligrosos del planeta. Foto: Miguel Díaz Westside

¿Cómo empezaste a surfear?
Empecé a surfear gracias a mi hermano, él ahora tiene 20 y empezó solo porque iba a pescar y veía las olas, le empezó a gustar, lo quiso probar y aprendió. Gracias a Dios él aprendió y a mí me enseñó. Empecé a los 12 y ahorita tengo 18.

¿Cómo te fuiste animando a mandarte en mares grandes?
Gracias a la familia, a la motivación que me da mi hermano, mi mamá y mis amigos. Poco a poco fui teniendo confianza para entrar en Zicatela más que nada, que es una ola fuerte. Igual también he surfeado en otras olas de la costa de Puerto Escondido y de todo Oaxaca como Salina Cruz y diferentes playas.

¿Qué es lo que te da más miedo de Zicatela?
Está super pesado la verdad, es impredecible, a veces te va a tocar bueno, a veces malo, o la ola se ve noble y parece que no te va a revolcar y es cuando más te revuelca feo.

Para bajar esas bombas, hay que tener confianza. A Gabriel le sobra. Foto: Miguel Díaz Westside
Gabriel, bien colocado en una joyita mexicana. Foto: Miguel Díaz Westside

¿Cuál ha sido el peor wipe out que te has pegado?
La vez pasada tuve un buen wipe out en Zicatela, eran unos tres metros y medio, remé fuerte y el offshore no me dejaba bajar, me dejó arriba y bajé de aire, como un metro en el aire. Caí y me desequilibré bastante y golpeé de espalda lo que me sacó el aire. Luego me dio muchísimas vueltas y me ardió bastante ese revolcón. Salí a la superficie y atrás venía la serie, entonces esa me revolcó super pesado; había un swell que tenía bastante fuerza.

¿Y la mejor ola que te has surfeado?
De tubos fue en Zicatela, bajé tarde y entré al tubo, la ola tendría unos dos metros y medio o tres, y me perdí adentro del tubo. Y como que tuve un pequeño descontrol cuando escupió y salí bien; escupió bastante.

Para ripear surfeo en La Punta que es una izquierda perfecta en la que hago maniobras de todo tipo.

¿Qué objetivos tienes a corto y largo plazo?
Que entre un swell super gigante en Zicatela, sea de 25 o 30 pies. Quiero entrenar muchísimo y competir en los juniors ahora que tengo este año para competir e ir a un mundial y representar a México.

¿Qué tan grande quieres surfear Zicatela?
Como dije, quiero tirarme en una de 25 o 30 pies, primeramente Dios, que esté bien y cumplir uno de mis primeros sueños.

Gabriel, de espaldas a una bomba. Foto: Miguel Díaz Westside