La hazaña de Italo: “Todo estaba mal pero terminó saliendo bien”

El brasileño atravesó el mundo entero para llegar a su serie con ocho minutos restando, surfeó de shorts de vestir, usó la tabla de Filipe Toledo y terminó ganando su serie debut en los WSG


Presenta: International Surfing Association y Tubos Surf School 

Italo Ferreira hizo una de las hazañas más increíbles y extrañas de la historia de los ISA World Surfing Games hoy en Miyazaki.

Con tabla prestada, bermudas de vestir y metiéndose a la serie con ocho minutos restando, ganó su serie ante el bicampeón del mundo Lele Usuna, el mexicano Dylan Southworth y el noruego Frode Goa.

Como ha sido informado, al brasileño le robaron su pasaporte el martes de la semana pasada en Santa Mónica, California, cuando ya viajaba hacia el aeropuerto para hacerse presente en su debut histórico en un evento de la ISA.

De ahí comenzó con una pesadilla de trámites para conseguir pasaporte y luego visa nipona. Una vez en suelo japonés, hoy fue a la embajada de los Estados Unidos en Tokio a dejar su pasaporte para que le den la visa que necesita para regresar a competir en el CT en la piscina de Slater.

Ferreira le contó a DUKE que hoy finalmente se tomó el vuelo a Miyazaki.

La serie comenzó y por 12 minutos fue de tres. El argentino y el mexicano dominaron, sumaron 12,60 uno y 11,34 el otro. Pero su tranquilidad terminó con ocho minutos restando, Italo Ferreira llegó apurado, no se cambió, con las mismas bermudas de vestir se metió al agua con la tabla prestada por Filipe Toledo y surfeó tres olas. La primera para entrar en calor valió 2,34, la segunda mejoró y valió 5,13 y en la última, hizo un floater, aceleró y metió un tremendo aéreo que los jueces pagaron 8,33.

El brasileño pasó primero, dejó en segundo a Usuna, tercero a Southworth y cuarto a Goa.

Brasil explotó en aplausos, gritos y también muchas risas.

Minutos después de salir del agua, todavía agitado de una corrida de varios miles de kilómetros, le dijo a DUKE: “Fue una semana muy loca para mí, hace unas horas estaba en la embajada americana dejando mi pasaporte para la visa, tomé el primer vuelo y con ocho minutos conseguí entrar a la batería, los jueces no vieron que entré al mar, no había prioridad para mí, comencé con prioridad cuatro y conseguí tomar dos olas con la tabla de Filipe prestada y esta bermuda. Todo estaba desacertado pero terminó saliendo bien”.

Con esa bermuda de vestir, con la tabla de Filipe prestada y con ocho minutos restando, Italo Ferreira ganó su serie. Fotos: Zanocchi