LA INDU EN INDO

"Viajes en los que me reencontré con el amor al surf y los disfruté muchísimo", dice la bicampeona argentina en entrevista. "Hay olas increíbles en todos lados", agrega


Presenta Quiksilver Argentina. Todas las fotos: Archivo personal de la surfista

La bicampeona nacional argentina Lucía Indurain aprovechó el viaje a los World Surfing Games en Japón para tomar un corto vuelo y cumplir el sueño de surfear en Indonesia.

Una vez ahí comprobó que el paraíso está ahí pero que son cientos de miles los que comparten ese conocimiento y por ende, el crowd se transformó en un problema. Para batallarlo usó dos estrategias, surfear en una playa más aislada y poner cara de pocos amigos para hacerse respetar en el line up.

Más allá de eso, en Bali encontró su paraíso, en esta entrevista dice que aquí y en otro viaje realizado a El Salvador más temprano en el año reencontró su amor con el surfing y además aprovechó para mejorar su backside ya que no es de correr muchas izquierdas.

Y pese a que se dice afortunada de estar en un lugar “increíble, muy lindo y paradisiaco”, donde hacen el mejor Nasi Goreng del mundo no deja de extrañar la comida de su mamá, a su perro y a su familia.

En los siguientes párrafos una breve conversación con la de Miramar que se metió tremendo viaje a Indonesia.

"Indonesia y El Salvador, fueron viajes en los que me reencontré con el amor al surf y los disfruté muchísimo", dice Lucía.

¿Ya habías ido a Indonesia?
No, esta fue mi primera vez. Surgió de la nada, estaba en Japón y era super barato ir desde ahí.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención del lugar?
El crowd (risas) jamás imaginé que fuera tanto. En cuanto al lugar, es increíble, muy lindo y paradisiaco.

¿Dónde encontraste las mejores olas?
Hay olas increíbles en todos lados, la verdad lo que más buscaba era que haya poca gente y lo menos poblado fue Pandawa.

"El crowd (risas) jamás imaginé que fuera tanto. En cuanto al lugar, es increíble, muy lindo y paradisiaco"

¿Cómo fue tu mejor ola?
Me corrí unas buenas olas en Pandawa, practicando backside que yo no soy mucho de correr izquierdas, ahí me tuve que curar (risas) y me agarre unas buenas. Feliz.

El line up en Bali puede ser bastante peleado por momentos, ¿cómo te llevaste vos con el crowd?
Mal (risas). Después aprendí a ponerme en “modo rara”, lo llame, entrar a cara de perro para poder surfearme y agarrar olas de calidad.

¿Vas a quedarte por ahí o pensás ir a otra isla?
Por ahora Bali, quería conocer Desert pero aún no sé para dónde iré.

"Aprendí a ponerme en 'modo rara', lo llame, entrar a cara de perro para poder surfearme y agarrar olas de calidad"

¿Qué fue lo mejor que aprendiste ahí?
Siempre en los viajes uno se lleva vivencias increíbles, y experiencias que nos hacen crecer como surfistas y cómo personas. Eso siempre creo yo es lo mejor que adquirimos viajando.

¿Cuál fue la mejor comida que probaste?
La mejor fue el Nasi goreng que es un plato típico de arroz con vegetales y un huevo por encima.

No fue fácil adaptarse al crowd de Bali para Lucía, pero se nota que pudo soltarse. "Este año sin dudas fue de los mejores, no tuve muchos eventos ni resultados buenos pero fue un año en que viaje muchísimo y disfruté de lo que realmente es el surf", dice.
"Hay olas increíbles en todos lados, la verdad lo que más buscaba era que haya poca gente y lo menos poblado fue Pandawa", dice Lucía que en la foto completa la secuencia sacando las quillas en una perfecta izquierda balinesa.

¿Cuál es el mejor consejo que podés dar sobre Indonesia a la gente que quiera viajar ahí?
Si van a surfear, que se tomen con calma el crowd, y si van de vacaciones que recorran lo más que puedan porque es hermoso.

¿Qué fue lo mejor que te pasó ahí?
Las olas, los atardeceres increíbles y las buenas vibras del lugar.

¿Y lo peor?
No me han pasado cosas malas la verdad, algo malo, por así decirlo, fue que me quisieron estafar en el cambio de moneda (risas), pero después de eso nada más.

"Este año sin dudas fue de los mejores, no tuve muchos eventos ni resultados buenos pero fue un año en que viaje muchísimo y disfruté de lo que realmente es el surf"

¿Qué es lo que más extrañás de tu casa? ¿Por qué?
Obvio que mi familia, mi perro, la comida de mamá. No me gusta comer afuera y cuando viajo se me hace difícil ese tema. Me gusta la comida de casa, cocinada, no ir a restaurantes.

Estando ya casi en noviembre, ¿cómo calificarías este año?
Este año sin dudas fue de los mejores, no tuve muchos eventos ni resultados buenos pero fue un año en que viaje muchísimo y disfruté de lo que realmente es el surf, compartir sesiones y disfrutar sunsets, estando muy en el presente.

¿Cuál fue la mejor parte de lo que va del 2019 y cuál fue la peor?
Todo mi año fue increíble, y la peor parte por ahí fue en el panamericano, quizás no logré lo que fui a buscar y fue algo que me dolió bastante.

"Me reencontré con el amor al surf"

¿Qué momento te guardás para toda la vida de lo que va de este año?
Claramente Indonesia y El Salvador, fueron viajes en los que me reencontré con el amor al surf y los disfruté muchísimo.

Y para lo que sigue, ¿qué planes tenés?
Aun no tengo mucho planeado, se viene el circuito argentino ya volviendo a casa y a empezar a entrenar con todo para los objetivos del 2020 que ya está tocando la puerta.

Lucía dice que no corre muchas izquierdas pero no se nota.
"Aún no tengo mucho planeado, se viene el circuito argentino ya volviendo a casa y a empezar a entrenar con todo para los objetivos del 2020 que ya está tocando la puerta", dice la de Miramar.