Laurie Towner y Nias: Un solo corazón

El charger australiano se encontró con lo que fue a buscar a Indonesia