Los desafíos de la etapa de Bells (si se hace): Dos semanas de cuarentena y dificultad para llegar

Hay confianza de que las autoridades lograrán hacer el evento, lo difícil ahora es ingresar a Australia y hacer la cuarentena; los tickets aéreos cuestan más de 10.000 dólares y sufren varias cancelaciones


Hawái canceló el evento de Sunset, la WSL canceló el de Santa Cruz y los ojos de todos los surfistas y fanáticos del CT se pusieron en Bells para el recomienzo del tour 2021 que ya se sabe será el más corto de la historia desde la edición 2001 que ganó CJ Hobgood y tuvo cuatro etapas.

En nota publicada por Surfline, el conocido periodista australiano Nick Carroll, repasa que si bien la confianza de las autoridades locales para realizar el evento entre el 1 y el 11 de abril es alta, los controles para los surfistas y sus desafíos son grandes… Hace incluso un paralelismo con el tenis y el Australian Open de tenis y sobre cómo las reglas de las autoridades sanitarias del país no han caído bien.

Tras llegar son 14 estrictos días de cuarentena que debilitan a los ateltas que incluso han jugado tenis en las habitaciones. El argentino Guido Pella, según publica Infobae, se quejó ayer y dijo: “No nos limpian la habitación hace una semana”.

Básicamente, un buen plan para ir a Australia es llegar bastante antes de dos semanas para poder surfear los días previos y competir entrenado. Entonces, si el campeonato va del 1 al 11 hay que llegar a principios de marzo, hacer la cuarentena de 14 días y luego volver al agua.

Los vuelos cancelados y los precios son un desafío más: Los tickets cuestan 10.000 dólares y no son fáciles de conseguir.

Nikki Van Dijk, que hace unos días estaba en Hawái, está de plena cuarentena en un hotel y así lo muestra.

Carroll reflexiona sobre la el desafío que tiene el deporte en este momento: “50 años de historia del deporte pueden destruirse en estos 50 días”.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Nikki van Dijk (@nikkivandijk)