Mateo Rojas desde las oficinas de la WSL: “El lugar es soñado y muy agradable”

Una vista desde adentro a la transmisión en vivo del CT con uno de los integrantes del equipo de comentaristas en español

Unos días atrás la WSL sorprendió con la noticia de que agregaba a sus transmisiones un webcast específico en español para todo el tour 2018. La organización que rige al tour mundial de surfing hizo por primera vez un esfuerzo consistente para abrirle la puerta a un idioma que había tenido muy poca cabida anteriormente -hubo torneos en España y un Pipe Masters con transmisión en español-.

Fueron invitados a la transmisión los siguientes cuatro: El argentino Mateo Rojas y los mexicanos Mitchell Salazar, Fito García y Kalle Carranza. Ellos se desempeñan, al igual que el equipo de brasileños, desde una cabina de transmisión en las oficinas de la WSL, en California.

Rojas, surfer local de Quequén, balneario con buenas olas al sur de Mar del Plata, comenzó su carrera como comentarista de surfing en los eventos de la Asociación Latinoamericana de Surfistas Profesionales (ALAS) en el año 2008, luego trabajó en la ISA y ahora fue recibido por la WSL. Es director de fotografía y socio de Mundo Zero, la productora que hace el legendario programa de deportes extremos, Gravedad Zero.

En los siguientes párrafos comparte un poco de la interna en su experiencia en la WSL.

Selfie de rigor en las oficinas centrales de la World Surf League. "Las oficinas son alucinantes, muy amplias, decoradas con cosas del tour, hay tablas, licras, trofeos, tiene un bar adentro super playero, siempre manteniendo el estilo californiano, y estamos a una cuadra de la playa. El lugar es soñado y muy agradable", dice Mateo Rojas.

¿Cómo funciona la transmisión?
Desde el aspecto técnico es muy pro, llega la señal desde Australia a las oficinas centrales de la WSL donde tiene varios estudios de transmisión; tenemos uno para nosotros y otro para el equipo de portugués. Desde ahí nosotros relatamos y nos acoplamos al timing que llega de la Gold Coast.

¿Cómo son las instalaciones?
Las oficinas son alucinantes, muy amplias, decoradas con cosas del tour, hay tablas, licras, trofeos, tiene un bar adentro super playero, siempre manteniendo el estilo californiano, y estamos a una cuadra de la playa. El lugar es soñado y muy agradable.

¿Quien es vuestro jefe?
El jefe técnico es Rob Hammer, él nos explica como funciona todo, nos enseño a manejar las consolas y todos los aspectos técnicos. Ya nos sentimos cómodos, el equipamiento es de última tecnología, tenemos muchos monitores con todos los ángulos de las cámaras y los puntajes de todos los jueces; no falta nada, todo es de primera línea.

Mateo en Nicaragua, demostrando que sabe de lo que habla, y que habla de lo que sabe. Foto: Stand Up Latino/Instagram de Mateo

¿Reciben alguna información día a día o ustedes arman sus “guiones”?
Nos dieron un pdf del tamaño de un libro con mucha data pero nos dan bastante libertad, hay una rutina de como presentar los heats pero saben que el publico latino e hispano es diferente y nos dejan darle el tinte nuestro al tono del relato.

¿Como estuvo la pelea con el sueño?
¡Difícil! Lidiamos con tres horarios, el de casa, el de Australia y el de California que ayer cambió al horario de verano, ya hoy siento estar mas acomodado, el primer día fue el más difícil, pero con semejantes surfers en el agua nos mantuvimos despiertos.

¿Cual fue el principal desafío?
En principio pensé que acomodarme a mis compañeros a quienes no conocía, pero después la verdad que fuimos bien, Mitchel (Salazar) es muy técnico y tiene mucha información y estadística, Fito es muy carismático, simpático y te levanta el ánimo siempre, la verdad que estuvo genial acompañar a ese equipo.

¿Cómo era el ambiente en la oficina?
Hasta ahora solo estuvimos sábado y domingo que no hay mucha gente, hoy lunes seguramente veremos cómo es la dinámica en la WSL un día de semana, que me imagino por el tamaño del lugar va a haber mucha gente trabajando.

¿Qué tal fue ser parte de la transmisión con Fito y Mitchell?
Los chicos son muy buenas personas y eso es clave cuando vas a estar tantas horas sentado hablando. Kalle Carranza fue quien armó el team y él es una gran persona que prioriza eso además del conocimiento. Se siente bien estar cómodo cuando estas tan lejos de casa y con tantas horas de trabajo.

¿Cómo sigue esto? ¿Te quedas un mes y medio en California? 
Luego del evento de la Gold Coast tengo que volver a casa, tengo pendiente una mudanza y mis hijos comenzaron las clases, necesito ir a acompañarlos unos días, después vuelvo para Bells y Margaret y ahí sí me quedo por esos dos eventos con Kalle, que además de ser compañero, es amigo y vamos a aprovechar para surfear y ponernos al día con las cosas acá en California.