Pipe bombeando en plena primavera hawaiana

Con Jordy Smith, Jamie O'Brien y una gema que se llevó el peruano Lucca Mesinas

Crónica de una marejada presentada por Maui and Sons

Mientras que en el resto del mundo las mejores olas de la historia quebraron sin que puedan ser surfeadas por la cuarentena del Covid-19, en Hawái, uno de los únicos sitios del mundo donde todavía se puede surfear, parece darse todo lo contrario: Las olas están épicas y la gente puede surfear.

Pipe no quiebra muy seguido en abril, especialmente así de sólido.

Los locales se gozaron y el peruano Lucca Mesinas, que está allá (click aquí para leer la entrevista), también se llevó su gema: "Las olas en Pipeline estuvieron de locos, creo que nunca había visto Pipe tan grande y perfecto al mismo tiempo. Ese día tuve una sesión de más o  menos tres horas en la cual solo me pude agarrar esta ola por todo el crowd hawaiano que había pero créanme que de todas maneras valió la pena la espera", contó el peruano.

En el agua estuvo todo el mundo, algo que el propio peruano contó en la entrevista, como no hay mucha gente trabajando por la pandemia, el mar está crowdeado.

Debajo la buena ola que se llevó Mesinas.