Un día en Cloudbreak con Ryan Callinan

El australiano se lleva bien con las olas de Fiji