10 momentos de los últimos días tubulares en Puerto Escondido

Visitas internacionales y por supuesto los locales vienen disfrutando de unos buenos días en la meca de los tubos mexicanos

Mientras que un ser humano cruza un semáforo en cualquier ciudad del mundo, es altamente  probable que en Puerto Escondido haya otro que se esté metiéndose un tubo.

Y luego, cuando otro ser humano, en otra ciudad del mundo, esté elevando un dedo para hacerle señas a un taxi, es altamente probable que haya otro en Puerto Escondido, metiéndose un tubo.

También, si es que hay un ser humano pidiendo comida rápida en una ciudad en algún rincón del planeta, de traje y corbata, y resulta que los husos horarios hacen que en Puerto Escondido sea de noche, es muy probable que todos los que estén durmiendo se hayan metido un montón de tubos y estén cerca de meterse un montón de tubos.

En la vida los tubos son una cuestión sagrada, y, para mejorar las probabilidades de surfearlos, hay que irse a Puerto, o a Indo, o a Sudáfrica.

Es decir: La vida soñada se puede vivir con suerte, pero cada tanto hay que forzar las cosas para que los tubos vengan. Esta gente lo hace día a día, como decía el Puerto Underground III de Dave Ogle: "Con huevos".

 
El franco caribeño William Alioti ha dedicado tiempo en tubos de todo tipo pero en Puerto no ha sido tan notado. Esta semana cambió ese paradigma:

Es difícil decir si esta fue la ola del swell, pero seguramente está cerca.

Jafet Ramos estuvo en Acapulco, surfeó muy bien en las olas de la playa Princess y pasó hasta ronda 3.

Volvió a Puerto con ganas e hizo esto:

Un propio talento a la hora de mandarse en los bombazos; una misma situación que la de Jafet; llegó a ronda 3 en Acapulco y se fue a Puerto a buscar redención.

Tiene años yendo a Puerto y ha creado un respeto a su alrededor: Callado pero con ganas, Nahuel Amalfitano va y se manda. Esta temporada le quito varios tubos por poco. De este, salió:

Coco Nogales, uno de los jefes, metiéndose el tubazo:

Edwin Morales ha estado siguiendo lo que sucede en Zicatela por años, sus fotos y videos han dado la vuelta al mundo, y, como todo hombre apasionado con su trabajo, sigue adelante:

Keito Matsuoka se llevó la ola del invierno un par de años atrás en Pipe. Ahora está en Puerto buscando imitar las circunstancias pasadas:

Como buen peruano, Alonso Correa, no dejó que su viaje a México sea solo una competencia. Se fue a Puerto e hizo esto:

Sebastián Williams es uno de los surfistas más talentosos del planeta. Estuvo por Puerto esta semana e hizo esto:

Sebastián Gómez, linaje de rebelde, familia surfer, cojones de oro y sangre, como buen humano.