Algunos apuntes de lo que está pasando en Punta Rocas

Una hora de surfing en Lima 2019 trae más novedades que un día entero de CT


Todas las fotos: Pablo Zanocchi La cobertura especial de Lima 2019 es presentada por Quiksilver Perú y Tubos Surf School 

El surfing panamericano es una realidad y las estrictas reglas que este conlleva han impactado a muchos. Debajo siguen algunas situaciones o novedades que en pocas horas en el torneo se hicieron notar:

-Entrar al lugar sin ticket o acreditación, es prácticamente imposible. Así venga un amigo del presidente no se lo va a dejar ingresar. La seguridad está presente por todos lados.

-El complejo es impresionante con piscina, gimnasios, oficinas, todas mirando al mar y ubicados frente por frente a la ola. Dicen las autoridades locales que es mejor que el HPC de Australia.

-Circular no es fácil: Cada zona está asignada para determinado nivel de acceso y hay lugares en los que se puede y no se puede estar. Esto tal vez no es nuevo, pero es tan específico que se hace difícil saber dónde exactamente puede estar parado uno.

-Está prohibido hacer transmisiones en vivo vía Instagram o Facebook, está prohibido hacer historias de Instagram si son de video. Esto busca defender la inversión que hizo quien pagó los derechos de imágenes que son vendidos por PanamSports.

Uno tiende a creer que puede a salirse con la suya pero hay personal permanentemente controlando y haciendo notar lo que se puede hacer y no. Y si se viola la regla la pena es que te quitan la credencial y sin ella no vuelves a ingresar al complejo.

-Es novedoso que no haya transmisión en vivo y efectivamente no la hay. Los fans del surfing, acostumbrados a ver sin detención horas de webcast, sufren por esa mencionada venta de derechos. Las opciones fueron mencionadas previamente, van a llegar por medio de los canales que compraron los derechos que pueden elegir o no pasar surfing.

-La sala de prensa es grande, cómoda, limpia y bien organizada. Las mismas personas que te niegan la posibilidad de hacer un vivo en Instagram te ofrecen entrevistas con los atletas (a quienes van a buscar y traen).

En la pantalla se muestran los replays de las olas y se pasan los puntajes de la serie. Todas las fotos: Zanocchi
Desde ahí, en la terraza más hacia Explosibles, es gratis el espectáculo y la gente aprovecha.

-Las tablas de surfing se quedan en un gran depósito en Punta Rocas. Los atletas no tienen que diariamente llevar y traerlas.

-Hay un voluntario con un megáfono y un papel que lee y repite a cada persona que pasa: “Bienvenidos a Lima 2019”.

-La regla de los stickers al 100% y las tablas que rebosan de marcas fueron o pintadas o tapadas con stickers blancos.

-Todo está dispuesto para que la prensa que pagó por los derechos tenga más beneficios que la que no lo hizo. La zona mixta, localizada donde salen del agua los surfers es el único lugar donde la prensa puede acercarse a los surfers.

-Una pantalla gigante pasa replays de las olas y coloca los puntajes de cómo va la serie.

-Hay un locutor específicamente dedicado a hablarle a la gente (Mateo Rojas de Argentina) y dos que pasan información a los surfers (Anotnio Sotillo de Venezuela y Kevin Moore de Perú).

-El patrullaje de agua lo hacen dos australianos, junto al experimentado peruano Augusto Villarán, exclusivamente traídos para la tarea, son los mismos, dijo una fuente a DUKE, que trabajan en el Quiksilver Pro, la primera etapa del año en el CT. Ellos mismos dieron un curso de rescate a personal de seguridad peruano.

-Mucha hinchada extra surf está presente y se hace sentir, son parte del espectáculo, tal como si fuera un estadio. Nunca hubo tanta gente en un primer día de un internacional en Punta Rocas.

Punta Rocas sigue siendo la misma, lo que tiene en frente cambió mucho.
Voluntarios siempre dispuestos a ayudar.