Punta Rocas es exclusiva de los competidores también para los días previos del surf panamericano

El innovador sistema de entrenamiento establece que a partir de las nueve de la mañana, todo aquel que no tenga una lycra de identificación, es invitado a abandonar el área de competencia


La cobertura especial de Lima 2019 es presentada por Quiksilver Perú y Tubos Surf School

Desde el día jueves los oficiales de la organización de los Juegos Panamericanos de Lima 2019 llevaron adelante algo histórico para el surfing competitivo: Prohibieron la entrada a las personas que no sean competidores y que no les toque surfear en ese horario.

De acuerdo a lo que informó a DUKE la organización y un surfista local, a partir de las nueve de la mañana comienzan los entrenamientos oficiales que fijan los países que van al agua.

A la hora correspondiente el atleta que va al agua se le da una lycra oficial, quien no la tiene no puede ingresar. Si alguien ingresa por el lado de Explosibles, al sur, o Kontiki, al norte, es quitado del agua por el personal de patrullaje acuático.

Así, las abundantes olas de Punta Rocas se dividen entre unos pocos durante toda la jornada.

Son en total 82 competidores que ocupan 88 lugares de competencia (seis repiten categorías) y 20 de ellos no usan tanto las olas porque son competidores de carreras de SUP.

O sea que para todos estos días de olas y entrenamiento, Punta Rocas queda dedicada solo a 68 surfers.

En varias ocasiones los competidores de distintos niveles competitivos se han quejado sobre cómo se hace difícil practicar en determinadas olas, Pipeline siendo el mejor ejemplo, no es el caso de Punta Rocas en estos días.

La perfección de Punta Rocas será compartida por unos pocos estos días. Foto: ISA/Rommel