DUKE se va a Tokio, sea como sea, y quiere llevarte a ti (al menos en el corazón)

Te planteamos lo siguiente para que sea real


Una vez más hay que ir “all in” en la vida.

No es la primera vez que me pasa y seguramente no sea la última. Soy un necio irresponsable, ¡sí, probablemente! ¿Soy un periodista apasionado por lo que hago? ¡Sí, definitivamente!

¿Me voy a los juegos olímpicos de Tokio a cubrir el histórico debut del surfing en los juegos olímpicos? ¡Sí, definitivamente!

¿Cómo voy a lograrlo? En eso estoy, o más bien: ¡Aquí estoy!

La realidad es que todas las baterías están encendidas esta vez: Contactando a todos los sponsors de DUKE, contactando a la ISA que puso al surfing en los juegos olímpicos y ojalá pueda darnos una mano en cubrirlo y, contactando a los lectores de DUKE que, esperamos, aprecian que día a día les llevemos información exclusiva de surfing en español y querrán recibir lo mismo desde Tokio.

Así, abrimos este espacio de aportes de lectores. Es la segunda vez en tres años y medio que lo hacemos y confiamos en que andaremos bien. Si pensamos con mente fría hay nueve surfers y medio (León cuenta) hispanohablantes de 40 surfers clasificados en Tokio 2020, las fronteras de Japón están cerradas, no pueden ingresar turistas internacionales a los juegos olímpicos y el único medio especializado en español ahí presente seguramente sea uno solo: www.DUKEsurf.com.

Hemos sido relativamente malos juntando dinero (para variar), pero como siempre mantuvimos las esperanzas y nos acreditamos correctamente:

Sí, con esta carita de terrorista, estaremos en Tokio. Anotación: Me acredité como fotógrafo porque, aprendí en Lima 2019, que si no no puedes tomar una foto ni con el celular. Derechos de TV. Cosas del mundo olímpico.

No es menor: Ya supimos de más de un medio que ahora quiere ir a Tokio y no lo puede hacer porque el proceso de acreditación tuvo lugar hace ya mucho tiempo.

Se nos ocurrió que la mejor manera de colaborar sea la siguiente:

-Con 15 dólares recibes tu sticker que reza: “Yo logré que el surfing olímpico
sea cubierto en español”.

-Con 50 dólares recibes el mencionado sticker y la gorra de DUKE que tendrá lo mismo impreso.

-Con 100 recibes el sticker, la gorra y la camiseta de DUKE, y en todas las notas publicadas desde Tokio aparecerá tu nombre como “agradecido” para el momento histórico de la humanidad. Es decir, honrando al colaborador: “Nuestra presencia aquí se debe en parte importante a… y tu nombre ahí… Respetaremos tu identidad si prefieres no aparecer, por supuesto.

-Con 500, hacemos, dentro de lo legal y moralmente admisible, lo que sea posible. Incluyendo sticker, gorra, camiseta y mención en las notas y te traemos un regalo desde la capital nipona. Si aporta 500 dólares, escuchamos sugerencias (sepa que la ética nos guía siempre, no abuse).

PARA COLABORAR, CLIQUEA AQUÍ

Conclusiones de todo esto: Se siente un poco raro pedir a los lectores que ayuden. Se siente raro mostrar debilidad económica para, al final de cuentas vivir una experiencia alucinante como irse a Tokio… O sea: Entiendo a los que piensan: “Esto mongo quiere que le paguemos su viajecito a Japón”.

Todo OK.

Yo apelo a quienes aprecian el poder de la comunicación, de lo fuerte que es para los seguidores de DUKE el poder vivirlo desde ahí adentro con mi persona llevándoselos de la manera responsable, objetiva, rigurosa, sacrificada, como lo hice siempre.

Y si todo sale mal, me endeudaré una vez más hasta la manija y haré lo que sea para salir de ese agujero.

Les confieso que no tengo miedo. Lo único que me duele es alejarme unos 10 días de mis dos pequeños, Juan y Felipe, que tanto extraño cuando viajo.

Dejando eso de lado, estoy emocionado por poder cerrar un ciclo en el que estuve presente desde el comienzo: Leyendo revistas de surfing en 1995, como adolescente, que hablaban sobre que Aguerre quería meter al surfing en los Juegos Olímpicos, luego trabajando en la ISA desde el 2006 hasta 2013 (si no me equivoco), luego cubriendo in situ para mi antiguo trabajo, en Surfline en Español en Río 2016 el “sí” que el COI le dio al surfing.

Más adelante estando presente en Lima 2019, luego en Miyazaki 2019 y finalmente en El Salvador 2021.

Solo falta Tokio. Ahí estaré, sea como sea, ahí estaré.