El día de apertura en Mavericks contado por Manny Resano

El argento-nicaragüense, los locales y visitantes de lujo se sacaron la fisura de surfear su ola favorita el martes y miércoles pasado. Aquí está el relato


Foto de portada: Pedro Bala 

Mavericks volvió a la vida este martes y miércoles con dos días de olones que quebraron entre 15 y 18 pies hawaianos, la peregrinación hacia una de las mecas del surf de olas grandes se hizo una vez más por los hombres que surfean montañas.

El argento-nica Manny Resano, que se ha convertido en uno de más firmes surfeadores de la ola, estuvo ahí una vez más y en los párrafos que siguen repasa la sesión y comparte su punto de vista sobre la actualidad del surfing de olas grandes.

¿Cómo fue la sesión de apertura de temporada?
Estuvo muy divertido, fueron 15 a 18 pies hawaianos con el mar un poco movido, con un poco de onshore pero por lo menos no estaba cruzado el viento, que es lo que estaba pronosticado y que hubiese sido peor.

Y fueron muchas horas de surf, la sesión duró desde las siete de la mañana hasta la una dos de la tarde. Fue un buen día de apertura, un poco tarde porque muchas veces empezamos a surfear en octubre, pero estuvo bueno, la pasamos todos muy bien.

¿Cuánta adrenalina agrega al agua el hecho que es la primera del invierno?
El primer swell hace que estén todos un poco más ansiosos, que por ahí no probaron sus equipos, tienen tablas nuevas, trajes nuevos, y muchos de los locales esperan todo el año para volver al agua. Entonces, sí, hay un poco más de crowd y más de nerviosismo porque la gente quiere bajarse sus olas.

Muchos de los locales de Mavs no son surfistas profesionales entonces por ahí no tienen la posibilidad de estar todo el año bajando olas, cuando entra el primer swell están con muchas ganas de surfear.

 

¿A quiénes viste en el agua? ¿Quién se llevó las bombas del día, además de ti, claro?
Eran unas 50, 60 personas, los locales de siempre y de Peahi vinieron Aaron Gold, Trevor Carlson, Jamie Mitchell, Francisco Porcella, Peter Mel y los locales. Todos surfeando muy bien. Había un grupo de jóvenes de Half Moon Bay, como Luca Padua y sus amigos que la están matando. Además, siempre se destaca Alex Martins.

¿Cómo fue tu mejor ola?
Fue la de la foto, la segunda que agarré. Le entré justo desde atrás, estaba un poco tarde, me llegué a parar y ya sabía que iba a hacer un poco de air drop, la ola se dobló y lo aterricé bien y en la mitad de la ola agarré el riel para tratar de girar y hacer la ola.

Estuvo muy buena, con mucha velocidad y la ola se ve bien limpia en un día que estaba bastante movido, así que sí, buenísimas sensaciones.

Además estaba probando una tabla nueva que me dio Jeff Clark (el descubridor de Mavericks), un nuevo modelo y se sintió muy bien. Estaba concentrado en sentir la tabla; aunque uno no la ve girar va metiendo los rieles y va probando hasta donde aguanta la tabla y las quillas.

¿Qué se habla del Mavericks Challenge? ¿Te da pena que estuviste muy cerca de tener el wildcard en el Titans of Mavericks y ahora no apareces en la lista de suplentes?
Lo que pasó es que era un evento local, entonces había más chances para surfers internacionales que pasan mucho tiempo en la ola. Ahora, al ser de la World Surf League, hay solo seis lugares para la gente local y todo eso lo tenés que dividir entre Santa Cruz, Half Moon Bay y San Francisco, así que se quedaron con muy pocas plazas y hasta me sentiría un poco mal de tomar el lugar de un local. Así que no, triste no estoy para nada, a mí lo que me encanta es surfear, estar en los swelles, claro que me gustaría estar en el evento, pero lo más importante son todos los swelles y que si estoy en posición para agarrar una del set y los locales me dicen: “Go Manny, go Manny”, yo con eso soy feliz.

Para los locales el evento es una gran oportunidad de saltar al big wave tour o de agarrar un patrocinio, lo tienen muy merecido y las posibilidades ahora quedan para ellos y me parece que está muy bien.

 

En 2015, Manny se bajó la ola del día en una de las mejores sesiones de los últimos años en Mavs, que fue nominada al ride del año. 

¿Tenés fe que en una de esas podrían invitarte?
No sé, podría pasar que algún año me inviten, pero no es algo en lo que estoy pensando. En mi cabeza están un montón de otras cosas.

Cuando tenía una posibilidad muy real de entrar al evento hice todo lo que pude por entrar, estuve contento con mi performance y la pasé muy bien. Ahora esa posibilidad es mucho menor y yo lo vivo de otra manera, disfruto de otras cosas, aprovecho de otras cosas; lo vivo de otra manera. Fue un año o dos que había una posibilidad real, ahora, si bien puede pasar, la posibilidad es muchísimo menor.

¿Qué te pareció el Jaws Challenge?
El evento de Peahi lo vi casi todo, fue realmente impresionante el nivel de todos los surfistas. Solo muy pocos pueden hacer lo que están haciendo en las olas, las mujeres la mataron, se tiraron en olas super técnicas, super difíciles, no pudieron completar muchas de las olas pero yo creo que a nivel de surf, este tuvo el más alto que yo he visto.

Claro que hubo torneos con mejores olas pero considerando las condiciones que hubo el primer y segundo día, todos la mataron y las mujeres que se llevaron el mejor momento para competir, lo hicieron super bien.

Así que yo llamé a todos los amigos que tenía ahí, hombres y mujeres, y los felicité, porque realmente lo miraba en la computadora con escalofríos, no lo podía creer. Sabiendo lo que estaban haciendo porque conozco un poco la ola y sé lo difícil que estaba.

¿Estuvieron bien en detenerlo el primer día?
Hablé de eso con seis o siete competidores: El tema es que cualquiera de esos surfistas en el primer día, cuando subió el mar y había un periodo muy grande, podía bajar una ola, o matarse o hacerla, todos tenían la capacidad pero las olas salían cada hora. Entonces, ¿podían surfear? Claro que sí pero es una serie de 45 minutos, entonces, ¿cómo hacés para competir? Necesitás más tiempo. En el formato de la WSL, necesitás series constantes, si fuese un Eddie Aikau, en el que compiten series más largas, a lo mejor durante todo el día, entonces sí ese evento podría haber seguido el primer día y lo hubiesen ganado los más mandados de los surfistas.

Pero en el formato que tiene el torneo, tiene que ser un día de menos periodo para que entren más sets y todos tengan posibilidad de agarrar por lo menos tres olas y en el primer día eso no hubiese pasado, muchas series habrían tenido una ola o gente sin olas. Además de que estaban tan complicado que se iban a lastimar.

Para mí el tema no era si había que seguir o no, falló el call, no era el swell para el evento, las mujeres ahora ocupan más tiempo y entonces tienen que ser dos días, el segundo se sabe que iba a haber más viento. El error estuvo en el swell que eligieron, claro que es muy difícil elegir el swell.

¿Cuándo vas para el agua con Cande y Valen en Mavs?
Bueno, de hecho yo no nunca lo he promocionado, ni lo he posteado pero Valentina ya ha surfeado en Mavs y un día de verdad, de 15 pies hawaianos, se agarró dos olas pero no las pudo hacer. Y sí, estuvo en Mavs sentada conmigo en el bowl, en febrero, y lo hizo muy bien.

Hay que aclarar que ella venía de Hawái, de correr Waimea y Sunset 20 días seguidos, entonces, estaba bien. Nunca es bueno, creo yo, adelantarse y llevar chicos que no están preparados a la ola, y mucho menos promocionarlo y dar un mensaje erróneo.

En esas cosas hay que ser muy sensible, hacerlo porque te gusta y no por batir records, hacerlo porque estás preparado y no buscando promocionarte o tal vez haciendo que vaya más gente que puede no estar preparada. Hay que ser muy respetuoso en ese sentido, con uno mismo y con el crowd.

Ahora ya las niñas llegaron a ese punto en el que yo mostré bastante y ahora son días de consecuencias, tiene que venir de ellas el deseo de hacerlo. Yo llegué a un límite que no puedo pasarlo más porque te podés lastimar, no puede otro decidir ese tipo de cosas por vos.

 

Valen Resano tiene mucha experiencia en olas pesadas.