El día del año en Wilderness

Crónica de una marejada: Toda la energía del esperado swell se materializó en una sesión épica en la legendaria ola del North Shore del Atlántico


Foto de portada: Carlos Cabrero y Cristian Rivera compartiendo una bomba mientras que un par reman intentando no ser comidos por la bestia. Todas las fotos menos mencionadas por Ricardo Lucke. 

El esperado swell que produjo la tormenta tropical Leslie llegó con la fuerza con la que se la esperaba y centró todo lo mejor de sí en esta sesión épica que tuvo lugar el pasado sábado y que reunió las bombas y varios de los mejores y más legendarios surfers de la isla.

“Yo fui a surfear por la mañana y las olas apenas habían subido. Wilderness tenía sus seis pies de cara temprano pero se sentía en el agua que las olas iban a seguir subiendo”, contó el autor de la mayoría de las fotos de la sesión, Ricardo Lucke.

Y continuó: “Había mucha agua y corriente.  Al medio día ya las olas estaban más grandes. Hablamos con unas amistades de San Juan y nos decían ahí las olas estaban gigantes, por la dirección del swell, del NE, era una señal que iban a llegar a Aguadilla en cualquier momento”.

“Yo fui a comer y cuando regresé para la sesión de la tarde me encontré con esas olas increíbles. Estaba la gente sacando sus ocho pies y usando los chalecos salvavidas.  Carlos Cabrero, Ale Moreda, Brian Toth, Otto Flores, Sebastian Soto, Kianni Iglesias y Cristian Rivera fueron para mí los que sobresalieron esa tarde”, finalizó Lucke.

Wilderness con cara de Waimea. Ale Moreda se bajó una de las bombas del swell y fue uno de los destaques de la sesión. «El sábado 29 de septiembre, Seba Soto y yo llegamos de madrugada de L.A. con como cuatro horas de sueño. Estábamos buscando tablas. Arrancamos de la cuidad como a las 11:30 y cuando llegamos ya estaba sólido. Cuando entré, ¡la energía en el océano era muy fuerte! Yo como acabo de empezar a volver a surf como estuve trabajando en FEMA después del huracán María y no había serfiado olas de esa magnitud, ¡estaba cagao!», contó el boricua.
Pero también le tocó pagar. Sucede si eres un mandado como Alejandro Moreda. «Pero con la ayuda de todo los boyz psiquéandome me motivé a zumbarme. ¡Nunca había visto a Wilderness tan perfecto como esa tarde! Definitivamente el océano ganó. Las olas que vi, era de un sueño, de lo grande y perfectas q se veían. Gracias a la tormenta Leslie por las bendiciones. ¡Que vengan mas que estamos ready!», agregó.
Otto Flores recibió el mejor regalo de 43 aniversario que el mar le podría haber dado: «Fue mi cumpleaños y los regalos vinieron en forma de olas. Tres sesiones, cada una más grande que la otra», contó el boricua. Agregó que Wilderness los días buenos es una mezcla de Sunset con JBay.
Ricardo Villanueva estuvo todo el día en el agua y desde ahí vio el swell pasar de seis a 10 pies plus. La espera y la paciencia, muestra la foto, valió la pena.
Hubo varios juveniles en la sesión que mostraron buena disposición en las bombas. Manny Valentin, 16, fue uno de ellos. También se mandaron Mia Calderón, Sage Katz, Kianni Iglesias, entre otros. Foto: Doug
Mezcla de Sunset con JBay, le dice Otto Flores, Wilderness es grande, larga y perfecta. Foto: José Valentín