Italo Ferreira: “Quiero ser campeón del mundo de nuevo (...) Con mi voluntad voy a durar bastante tiempo”

Repasa todas las claves de la Conmebol Talk con Italo Ferreira; el brasileño compartió varios datos curiosos de su vida

“Quiero ser campeón del mundo de nuevo. Es uno de mis mayores deseos y consecuentemente con eso uno vuelve a clasificar a las Olimpíadas”, declaró Italo Ferreira en su Conmebol Talk que tuvo lugar en San Pablo, donde está el brasileño previo a embarcarse a Montevideo donde se disputa la final de La Libertadores.

El brasileño agregó que él aproxima que competirá hasta los 38 años aproximadamente, y de esa manera ganar más títulos si su “salud lo permite”, dijo. Y agregó: “Con mi voluntad voy a durar bastante tiempo”, agregó.

En la charla con dos conductoras brasileñas, una de ella localizada en San Pablo y la otra en Montevideo, Italo repasó lo que sucedió con el padre, que pasó muchos nervios y tuvo que bajarse del avión. “Mi padre está más nervioso que los jugadores”, se rió explicando que luego reseteó para poder viajar hoy y llegar mañana a Montevideo.

Luego explicó que en su victoria en Tokio fue clave mantenerse calmo, y pausado a la hora de surfear, enfocarse en hacer lo que a él le gusta. Dijo que vibró porque él miraba los resultados y veía que todavía no había medallas de oro brasileñas y que la suya fue la primera. Que la presión fue grande pero supo manejar esa “gran responsabilidad”.

“Fue uno de los pocos campeonatos que no me sentí ansioso ni nervioso”, dijo.

Repasó también que fue extraño cómo su tabla se partió cuando comenzó la serie, que fue el momento perfecto para que suceda porque el mar había crecido y eso lo colocó con una tabla más adecuada en el momento ideal.

Se rieron cuando repasaron que a su llegada a Baia Formosa luego de ganar el oro, su pueblo natal, antes de atender a la gente, él se fue a surfear.

Explicó que no fue fácil ver perder a Medina y que le habría gustado que la final fuese con él, que él creía que iba a ser con él.

Le preguntaron qué hace Italo cuando no está surfeando, y respondió bromeando: “Surfea”.

Y que si no fuese surfista, sería pescador, que en Baia Formosa no hay mucha otra cosa para hacer.

Otras claves de la entrevista:
-Contó que en su infancia fue problemático pero que el lugar donde se crió le permitió ser libre, ir a la playa y gastar su energía de forma sana. “Es el mejor lugar del mundo”, subrayando que él viaja por todo el mundo pero que siempre ama regresar a su casa.

-Ahí le toca sacarse fotos todos los días, pero de todos modos consigue ser él mismo.

-Si tuviera que llevar a surfear a un jugador, llevaría a Gabi Gol.

-Es hincha del Flamengo desde niño, su padre le dio una camiseta falsa y la primera que tuvo original en su vida, se la dieron ayer, se rió.

-Consultado sobre quién hace los goles: Gabi Gol y el uruguayo De Arrascaeta y que el partido termina 2 a 0.

-En el youtube la audiencia no superó a las 22 personas mirando al mismo tiempo. Muy bajo para un canal de más de medio millón de suscriptores.

-La clave para ser campeón: Fuerza de voluntad y salir de la zona de confort. Que en 2019 hizo eso y fue la clave para ganar.

-Habló de su fuerza y de cómo levantar mucho peso y ser fuerte fue clave para ganar campeonatos y surfear mejor. Dice que antes lo trataban de loco por eso.

-El Trap es su música favorita y es lo que más escucha, en su casa y en competencias.

-Lo consultarons sobre su vida amorosa: “Siempre tuve novia. Ahora estoy soltero y lo estoy aprovechando de la mejor manera posible sin distraerme mucho. Me consumía bastante lo otro: Ahora es 100% Italo… Ahora padres y amigos que amo mucho. Hay que aprovechar, pasa rápido”.

-Contó que le sorprendió que una joven de Transilvania lo reconociera en uno de sus viajes. También que en Senegal un grupo de pescadores frenaron y lo reconocieron.

-A la persona a quién él le pediría una foto: Cristiano Ronaldo.

-Su comida favorita: Cus cus con huevo.

-Le gusta el surfing femenino: “Carissa puede ganarle a todos los otros surfistas del tour mundial”, aseguró.

-Su diferencial: Soy bien radical. Me gusta empujar los límites, mejor free surf, mejor enla competencia.

-Cambió su forma de surfear: De hacer sesiones largas a 40, 50 minutos o máximo una hora. Hace varias sesiones de poco tiempo y eso le sirve en los campeonatos. Enfoca la energía. Llegó a surfear 62 olas en una hora.

-En Nazaré fue donde tuvo más miedo en su vida. “Te vamos a empujar en una ola pero no te podés caer porque el mar está gigante”, le dijeron.

-No había ido nunca a un estadio de futbol hasta el año pasado y el sábado será la primera vez que ve al Flamengo en vivo.

Comentarios: