Karín Sierralta: “Si yo no recibiera el cariño de los deportistas, me voy al día siguiente”

El recién reelecto presidente de la PASA habla sobre los planes de la organización, las polémicas del panamericano pasado, las chances del surf en Santiago 2023, posible panamericano junior este año, etapa en El Salvador confirmada, ALAS cambia de nombre y apuesta a Norteamérica y más


La cobertura especial del surf en Lima 2019 es presentada por Quiksilver Perú y Tubos Surf School

El peruano Karín Sierralta ha desarrollado una carrera de lujo como dirigente deportivo, fue un responsable directo del boom actual del surfing peruano, es el vicepresidente de la ISA, el presidente de la PASA y el líder de ALAS.

Para Lima 2019 trabajó como asesor deportivo de la organización, y se lo ve como gran autoridad en el centro de alto rendimiento de Punta Rocas, donde la prueba de surfing tiene lugar.

Su personalidad, tan carismática, tan “latina” si se quiere, le ha costado caro en algunas situaciones, tal como él mismo lo dice, intentando ayudar a los atletas, terminó generando situaciones de disconformidad a las que se refiere en esta larga entrevista.

Además, confirma que seguramente habrá un panamericano junior este año, que habrá que trabajar duro para que el surfing esté en Santiago 2023, que se confirmó una etapa ALAS en El Salvador, que ALAS cambió de nombre y un montón de cosas más.

¿Cómo te sientes por ser reelecto presidente de la PASA por cuatro años más?
Honrado y orgulloso. Realmente, el hecho de que no se presenten otros candidatos hace que me genere una responsabilidad mayor de continuar el trabajo que se ha venido haciendo, han sido cuatror años difíciles porque empezamos con una organización casi desaparecida y nos ha tocado armarla desde cero, lograr credibilidad con las instituciones, federaciones, comités olímpicos me tocó primero apoyar a la ISA en diferentes afiliaciones de comités olímpicos, muchos países que eran muy tradicionales en el surf con campeones internacionales no eran reconocidos por comités olímpicos.

Me siento totalmente honrado y feliz por la confianza que me dan las diferentes federaciones continentales, me hubiera gustado que alguien también se presente, no para competir sino para unirnos, porque lo que necesitamos son más personas que trabajen para la PASA.

¿Cómo salió la votación?
Hubo una abstención sola, pero en el caso mío no hubo elecciones, solamente fue una rectificación de una reelección porque no había candidatos. En el caso de la secretaria ejecutiva también había un candidato que era Andrés Porras, al tomar conocimientos que se estaba reeligiendo a Paula Muñoz que es chilena, deseó suerte y no quiso postular porque consideró que se ha hecho un gran trabajo en la PASA y como los próximos Panamericanos van a ser en Santiago, entendió importante que un miembro de la PASA sea chileno para el trabajo que se viene en los próximos años.

Sierralta en el histórico complejo de alto rendimiento, sede del surf panamericano. Todas las fotos: Pablo Zanocchi

¿No te parece que tenés ya un montón de responsabilidades en el mundo del surfing como para seguir con todo?
La responsabilidad con la ISA es bastante menor, porque hay un equipo ya bien estructurado y bien armado desde hace muchos años liderado por Fernando, tenemos una oficina con empleados pagados, profesionales que trabajan para la ISA y básicamente nuestro trabajo es tomar decisiones cuando hay afiliaciones, postulaciones u organización de eventos por parte de los países. Eso se maneja de manera electrónica. Tenemos una o dos reuniones al año que no me quitan mucho tiempo.

Mi otra función es el tour latino, que tiene 18 años de creado y básicamente tenemos representantes en cada país, lo que hay que hacer es tomar decisiones y apoyar a cada país en la organización de los eventos. La panamericana hoy en día hace un evento al año, y lo que hacemos es tratar de conseguir patrocinios para el mismo y tratar de fidelizar las federaciones, apoyarlas, asesorarlas.

Me ha tocado hacer viajes para que los comités olímpicos apoyen a sus federaciones deportivas, nos pedían que para ser un deporte panamericano necesitábamos la afiliación de por lo menos veinte países reconocidos por sus comités olímpicos, eso se logró y ahora estamos trabajando para sostenernos en Santiago 2023.

Lo estamos demostrando con el éxito de la venta de entradas de surf que se agotaron hace una semana. Han venido personas de la ISA a trabajar aquí para ver de qué manera vamos a presentarnos en Tokio, se está teniendo en cuenta lo que está pasando en Lima 2019. Es interesante, para todos nosotros, es un evento con formato nuevo y lo que queremos demostrar es que el surfing ha venido para quedarse en Panamericanos y Juegos Olímpicos. Queremos demostrar que estamos bien organizados, que hay un nivel de atletas importantes y presencia de muchos países.

Aunque parece que hay una solicitud de bajar la cantidad de deportes, ahora tenemos 39 en Lima, por ejemplo, entonces van a exigir más a todos y uno de los primeros termómetros es la venta de tickets, mientras hay deportes con gradas vacíos porque no tienen fans, el surfing está lleno, con gente acomodándose en zonas cercanas a la playa para ver el evento, esto te dice que hay una gran cantidad de fans que quieren estar presentes en este evento histórico y que son seguidores del surf. Piden webcast y más accesos.

Volviendo al tema PASA, dices que solo hay que hacer un campeonato al año pero también señalaron en redes que crearon comisiones.
La PASA se creó en el 92 en Francia, fundada por Fernando Aguerre y hemos tenido personas a cargo, aunque los estatutos dicen que son tres, presidente, vicepresidente y secretario.

Nosotros creemos que la PASA está creciendo de una manera rápida y buena, porque ahora el surf es un deporte panamericano y olímpico, todas las federaciones están comenzando a recibir fondos para sus deportistas de alta competencia, esto pone a las federaciones en otro nivel con apoyo de los comités olímpicos. Está creciendo el deporte, entonces la organización tiene que crecer. No nos podemos quedar en la constitución antigua y algo que propusimos fue que se integren dos miembros más al comité ejecutivo y por esto creamos de manera inmediata las comisiones, por ejemplo, una comisión de organización liderada por Gerardo Lagunes, que tiene mucha experiencia en la parte organización en México. También hemos creado una comisión técnica, donde lidera el brasileño Adalvo Argolo, de mucha experiencia.

¿Adalvo no está teniendo problemas con la federación de su país?
Por más que tenga problemas internos, los problemas de cada país se resuelven en cada país, nosotros no podemos meternos, acá no hay una denuncia de corrupción, si fuera así que lo sentencien y será retirado como persona de la organización, pero la federación brasileña va a seguir en la PASA, las instituciones quedan, las personas pasan. Se están creando la comisión técnica, la comisión de disciplina y la comisión de para panamericanos.

¿Cuál es la finalidad?
Queremos involucrar a todas las federaciones que comienzan a trabajar en la PASA, que todos se involucren porque es fácil desde afuera criticar lo bueno y lo malo y otra cosa es ponerte en un escritorio a trabajar cosas que están pendientes.

Sierralta y dos de sus trabajos: Presidente PASA, vicepresidente ISA.

¿Es necesario hacer eso? Porque dijiste que la responsabilidad era hacer un torneo al año y nada más.
No, tu me preguntaste que tanto trabajo te quita esto y yo te dije que hoy en día tenemos un solo campeonato, pero si esto crece, necesitamos un equipo de trabajo, por eso estoy armando comisiones, porque la idea es crecer. Lo primero que vamos a plantear es un Panamericano Junior, es lo primero y probablemente este año, una sorpresa está por venir.

¿Se sabe donde?
Hay una propuesta de un país cercano en Sudamérica.

¿Que otros planes hay?
Nosotros, a pesar de que hay una reducción de deportes en Santiago, queremos ser ambiciosos y no solamente pedir que el surf continúe, sino pedirle más plazas o cupos, o sea más deportistas. En Lima tenemos 88 deportistas.

Quiero también aclarar que cuando nosotros solicitando que el surf ingrese en 2019 solicitamos 120 cupos para todas las modalidades, entre shortboard, longboard, bodyboard, SUP y Race. Este es un evento institucional donde cada deportista le cuesta un montón de dinero a la organización al gobierno peruano, dentro de los 1.200 millones de dólares que invirtió el Estado peruano en organizar los juegos, está la compra de tickets aéreos, alojamientos, alimentación, etcétera.

La villa es de lujo, la comida es de un hotel cinco estrellas, con ingenieros de alimentación que miden la temperatura de la comida. Todo esto genera un costo altísimo, cuando vi los presupuestos era increíble, pero todo tiene un porqué, la seguridad, áreas funcionales, voluntarios, el despliegue es impresionante.

Me bajaron de 120 a 88 cupos, lamentablemente el bodyboard en el mundo no está en ascenso, no tiene campeonatos mundiales, tiene un tour mundial muy débil y el SUP es un boom en el mundo. Todos los países de América tienen paddle racers. Quienes se pusieron fuerte a favor del Bodyboard fuimos Perú, Chile y Costa Rica y si había que elegir se decidían por el Paddle.

Con esos cupos iban a quedar todas las modalidades que no sean shortboard afuera, pero como Perú había organizado los juegos Bolivarianos en tres oportunidades y habiamos incluido todas categorías con 13 medallas en juego, queríamos replicar eso. Como no lo aceptaron, se quedó el bodyboard por ser menos atractivo, por el tipo de ola y por la cantidad de practicantes.

En Santiago es lo primero que hemos puesto después del shortboard. Pido que la gente piense que esto no es el medio vaso vacío sino lleno, estamos trabajando para mejorar y seguir creciendo pero necesitamos unión, si seguimos dividiéndonos, eso resta.

Como sea el bodyboard va a Santiago 2023.

¿Algún plan más de la PASA?
Estamos trabajando más cerca de la ISA, corrigiendo errores de años anteriores y preocuparnos de hacer el trabajo más serio para demostrar en Santiago que las cosas se hacen bien. Estamos trabajando con Santiago 2023 y muy cerca felizmente los Panam Sports, están muy cerca de Chile y nosotros cerca de ambos. Por mi rol en Lima 2019, he tenido muchas reuniones y hay gente inteligente, que saben que el surfing es un deporte atractivo, un deporte cool que puede mover masas y que sea interesante para que se quede pero hay que demostrarlo en la cancha, con seriedad en el juzgamiento, la parte técnica, atletas profesionales, uniformados, cumpliendo los protocolos.

¿Por qué hicieron tantos panamericanos en Perú? Cuatro consecutivos, ¿no te parece que está mal, que el resto de los países también se merecen uno?
Hubiera sido fantástico tener otras sedes. A mi me eligieron presidente de la panamericana no porque sea peruano o porque he hecho el surfing exitoso en Perú. Me eligieron estratégicamente porque la sede de Lima 2019 era en Perú y mi primera labor era siendo peruano, tenía que ajustarme la correa y hacer el surf incluído en Lima.

Esa fue la primera función cuando me eligieron y me lo dijeron los presidentes de los países, obviamente la ISA tenía ya un trabajo avanzado. Cuando yo asumo la PASA no había nada, la cuenta corriente cerrada, inactividad de muchos años, de a poco empezamos a tener actividad. Tuvimos que hacer un evento para reunirnos, como nadie creía en la PASA, hicimos los eventos en Perú para ganar confianza. Fueron dos torneos híbiridos, ALAS y PASA, con premios en efectivo y el segundo fue institucional por equipos, pero podía venir quien quiera. Luego en 2017 ya se hizo evento oficial. Con eso ganamos credibilidad, demostramos que estamos bien e hicimos la clasificatoria en 2018 que era lógico hacerla en Perú, casi se hace en Chile, pero era una necesidad hacerlo en Perú.

¿Ahora va a cambiar eso?
¡Claro! ¡Por supuesto! Por mí que no hayan más panamericanos en Perú, hasta dentro de 10 años. Ya tenemos países con propuetas de hacer campeonatos, en centroamérica y sudamérica y entonces lo ideal es que esto comienza a descentralizarse, me gustaría estar en el caribe y Norteamérica.

Para eso hay que trabajar y lo estamos haciedo con las federaciones, ayudando y apoyando. Esperemos que los próximos dos eventos sean confirmados y seguro fuera de Perú.

La cúpula del surfing panamericano, Paula Muñoz de Chile, secretaria y Xavier Aguirre de Ecuador, vicepresidente.

Los eventos de los que estamos hablando estuvieron cargados de críticas por problemas de juzgamiento y otras cosas.
El primer campeonato que hicimos salió a pura voluntad y sin dinero, hicimos inclusive un campeonato con premios en efectivo sin tener el efectivo para los premios. Lo que hicimos fue trabajar con los jueces del Tour Latino y todo funcionó bien, no hubo quejas.

El segundo, que fue en el 2016, por equipos, volvimos a trabajar con los mismos jueces, algunos países que quisieron traer jueces los trajeron y solamente en la final, cuando Perú ya estaba peleando el título hubo problema en la playa entre Perú y el restro de América, pero no fue algo fuera de lo normal.

Cuando fue el Test Event empezaron los problemas, permitimos que los jueces nos envien jueces, pero reforzamos con jueces profesionales, entonces habían países sin jueces. Se hizo para buscar buenos jueces y para que las federaciones se involucren, generándoles así más responsabilidad.

Esto nos pasó la factura, ahí cometimos el primer error, aceptar la presión y que cada país al año siguiente que era clasificatorio, traiga un juez de su país. Por más que haya un país que tenga buen surfing, a veces no tienen tanta práctica los jueces. Los jueces son honestos, yo confío en ellos, el gran problema es que si no tienes experiencia, en eventos tan largos, los jueces se cansan y pueden equivocarse.

Ahí empieza el problema. Obviamente estamos en Perú con olas peruanas, Perú con sus mejores surfers en el agua, es totalmente válido que sean los grandes favoritos. Yo que trabajo hace más de 25 años en el surfing latino, algo que siempre he buscado es la justicia, nadie habla en toda la región que yo haya manipulado algún puntaje ni para ayudar ni para perjucidar a ningún surfer del planeta. El error fue permitir que cada país traiga jueces, no fue buena idea, nos pasó la factura.

Hubo por ejemplo una ola de Phil Rajzman que pareció bastante ridícula
Prefiero no comentarlo, tiene mucha connotación política. Tampoco tenías un replay con cuatro cámaras como hay ahora. Cuando abucharon los jueces fue la barra anti Perú.

¿Y qué dices de que Cali Muñoz se perdió el panamericano del año pasado?
Yo con las federaciones tengo una excelente relación, cada persona cada dirigente tiene que hacer su trabajo, creo que la federación de Costa Rica hizo el procedimiento cuando no se le permitió correr a Jairo Pérez, hizo sus reclamos, algunas cosas las comparto y otras no. Para mí fue personalmente doloroso. Los que me conocen bien saben que yo siempre trato de ayudar y esa fue mi voluntad, cuando me pidieron que los surfers, lo mismo pasa con las chicas ticas que no vinieron, el año pasado nosotros lo que hicimos fue ayudar. Recibimos correos oficiales de federaciones solicitando que corrieramos el calendario de competencia, porque a último minuto la ISA cambió la etapa de paddle en Brasil y la pasó a China y la WSL activó un evento de Longboard en Taiwan y teníamos el waiting period de Hawaii. Lo que nosotros hicimos fue ayudar a todos, aceptamos todos los requerimientos, movimos el calentadrio para complacer a todos, no empezamos ninguna disciplina hasta que estaban todos.

Lamentablemente lo que nos falló fue que las olas no entraron en Hawaii y con el avance del waiting period se nos quedaron surfers ahí y al final los únicos vivos eran Cali Muñoz y Alonso Correa. Nosotros en ese momento ya habiamos publicado que íbamos a esperar. Acepto que fue un error suponer sobre el waiting period de Hawaii. Yo creo que por ser a veces demasiado permisivo, esto te pasa factura. Es irónico que los países que esperamos y sus atletas se beneficiaron, después se molestan porque estaban esperando a los otros. Cuando la lluvia no te moja a ti está todo bien, pero si te moja te molesta.

Eso me enojó porque fue por ayudar, aprendí una lección, las reglas son para cumplirse, los cronogramas son para cumplirse y por eso este año ya no se pudo hacer ningún cambio. El año pasado esperamos, Alonso Correa decidió dejar de competir y se vino y Cali Muñoz a quien quiero muchísimo, conozco de niño y tenemos excelente relación personal, decidió quedarse. Todos le deseamos la mejor de la suerte, tenía una opción de entrar al CT, fue una decisión personal, lo que falló fue la federación de Costa Rica que no inscribió a Jairo Pérez como suplente. Lo trató de inscribir después de la fecha de cierre de inscripciones. Aún así traté de apoyarlo, pero ya había comunicado a comités olímpicos.

Cuando dijiste: “Vamos a esperarlos a todos”, hay una interpretación válida que fue la que hizo el abogado de la federación de Costa Rica que es realmente esperarlos. No dijiste los esperamos a todos dentro del período que el campeonato se realiza.
Sí, pero otra cosa no se podía hacer, además de la PASA perder un montón de dinero, estaba el tema de los tickets aéreos, todo el mundo compra su pasaje desde un punto a otro, nunca dijimos que era un waiting period, dijimos que se esperaba lo máximo posible, por eso cuando la queja llega a la ISA, la ISA evalúa el cronograma, interviene por las quejas de Costa Rica y otros países, dice de esperarlos hasta el jueves, pero luego técnicamente se podía esperar hasta el viernes porque puedes correr 5 veces el mismo día, yo estuve en contra, pero era si vamos a la vía legal y dijimos que podíamos esperarlo hasta el último día posible, ese día era el viernes, entonces se esperó hasta el viernes. Alonso el jueves ya estaba en Perú, hay mucha gente que piensa que esto se hizo por esperarlo a él, en realidad Alonso pudo haber competido el jueves.

La moraleja es, pégate a la regla, porque tus amigos cuando se ven afectados dejan de ser tus amigos, yo quería hacer las cosas bien con la mejor intención como siempre durante toda mi vida y me pasó la factura. Aprendí la lección, este año se nos pasó otro tema similar con las chicas.

Situación bien típica del dirigente peruano, celular, llamadas, papeles; es una persona que se mantiene bien ocupada.

Y, ¿qué lectura haces de lo que pasó este año? ¿Hubo comunicación de ellas para que cambien las fechas?
Sí hubo y por supuesto que se las escuchó, yo le he mandado una carta privada de manera personal a Leilani explicándole todo lo que se había hecho para que sea posible, pero era imposible. Tenemos dos temas ahí, número uno, escribieron las atletas, no escribieron las federaciones ni los comités olímpicos, no involucraron a las instituciones, mientras que hay competidores que pertenecen a una federación, quienes se dirigen a las instituciones son las federaciones, los atletas quieren muchas cosas, yo quisiera también ser flaco y correr Pipeline (risas).

Ya venía como te conté con un mal antecedente de lo que era tratar de complacer a todos y hacer feliz a todos. Ha sido muy complicado porque recibimos la carta, que las atletas copiaron a todas las instituciones, ISA, WSL, etcétera y firmaron todas muy bien, muy respetuosas, eso es aplaudible. Nosotros a pesar de que no venía de manera institucional, hicimos el esfuerzo, tuvimos llamadas con la ISA, nos reunimos con el personal de Lima 2019 también. Y, en estos eventos multideportivos, hay tantas oficinas funcionales, que es como armar un tétris, hay días que hay 16 deportes en simultáneo, cuando hay un deporte ejecutándose, se activan 39 oficinas con más de 500 personas, todo organizado y mover una cosa, mueve absolutamente todo lo demás. Lo mismo pasó con los racers que querían mover la cancha a la Costa Verde y era tan complicado que era como hacer otro evento, no solamente costoso en dinero sino en terma de organización, una locura.

¿Las chicas que proponían? ¿Hacerlo al final?
Querían mover las fechas para los últimos días, no importa para cuando querían en realidad, el problema de mover es que nosotros teníamos live broadcast, o sea televisión, mucha plata y cosas que se previeron y armaron hace 30 o 40 días, con un despliegue técnico de 350 personas para hacer una transmisión en vivo por televisión para las finales, mover todo eso es practicamente imposible.

El esfuerzo vino más por el lado de la ISA y WSL para que yo mueva un poco las fechas, estamos hablando de un evento que se da cada cuatro años, es la primera clasificatoria a Tokio, lo lógico hubiese sido que la WSL sea un poco más flexible, lamentablemente cuando las instituciones no se ponen de acuerdo, los atletas son los afectados. A mí me dolió mucho, les escribí un correo a las chicas que yo conozco personalmente para que sepan el esfuerzo que habíamos tratado de hacer pero que fue imposible. Además, con el antecedente del año pasado que se movió, olvídate. La opinión de la ISA fue que el programa no se puede mover, lo que se tiene que mover es la WSL.

Hay otro antecedente más en los panamericanos, que fue que el presidente de la ISA, se desmarcó completamente de lo que vos hiciste el año pasado. Fernando dijo que no respaldaba lo que estaba haciendo en Punta Rocas. ¿Cómo te sentís vos cuando te pasan la factura a vos sabiendo que actuás de buena voluntad?
A Fernando le dije: "Sos grande querido, qué queres que te diga (riedo y hablando con tono irónico, imitando un argentino)”. Obviamente me dolió, cuando hay problemas lo mejor es tener apoyo, yo creo que Fernando igual es una persona muy inteligente y brillante en muchas cosas, el tema es que cuando vienen vías legales y amenazas uno tiene que abrirse de las responsabilidades. Creo que Fernando lo hizo porque realmente no organizó el evento, lo organizó la PASA.

Era nuestra responsabilidad y nosotros nos pegamos al reglamento, se hizo todo lo que se pudo. Me dolió, pero mi relación con él está intacta, hablamos por teléfono, lamentablemente me hubiera gustado tenerlo en la playa para que vea como eran las cosas, pero desde su zona de confort, creo que dio una respuesta ligera. Si estuviera aquí sentado tal vez estaría diciendo que me apoyaba.

En términos generales, ¿te pasa que dejas la vida trabajando en algo voluntario de repente y te terminan criticando?
Yo creo que lo que he recibido de los surfers en general, incluyendo los ticos, es cariño. No tengo y trato de imaginar que surfer se ha molestado conmigo de manera personal o haberme dicho algo de manera personal a mí, ninguno. Hay declaraciones de surfers, que a veces los medios cortan del contexto general, que alguien diga que se le esperó solo al peruano, saben perfectamente que no es verdad. Se esperó a los dos. Si yo no recibiera el cariño de los deportistas, me voy al día siguiente, a mí no me interesan los puestos, los cargos, creo que ya hice muchas cosas en mi vida, ya me llené de agradecimientos, tengo la caja con trofeos de reconocimiento. Yo me siento feliz con lo que he hecho, con la consciencia tranquila, en este mundo no solo hay que serlo sino parecerlo. He ayudado a todos los que podía ayudar y los que hablan mal es por desconocimiento o porque simplemente no tienen idea de lo que están hablando.

¿Por qué sigues trabajando en esto?
Por los surfers, cuando yo veo a los chicos, cuando a Lolo Bellorin le entregué la medalla de oro el día de los panamericanos y con lágrimas en los ojos me dio la medalla, más lo que me dijo al oído, para mí vale oro (se emociona). Prácticamente me dedicó su medalla, agradeciéndome todo lo que yo había hecho por él.

He tenido chicos en casa desde chiquitos, ver a Bryan Pérez ahora clasificado, que su país no lo tenía contado, tuve que llamar yo mismo al comité olímpico de El Salvador para que le pongan en la lista larga, verlo vendiendo cocos en la playa y ahora verlo clasificado son cosas que no tienen precios, cosas que trato de transmitir a mis hijos, que apoyar sin ningún interés te da recompensas, que muchas veces comienzas a recibir muchas cosas, eso es el darma, recibir cosas sin pedir, el cariño, los abrazos, los aplausos.

Que un surfer te regale una ola en el point de El Salvador, te das cuenta el cariño y el respeto que tienen por ti. Los surfers peruanos siempre dan buenos comentarios, los padres de familias, me gusta mucho leer a la gente inteligente, la gente culta, que tiene conocimiento y criterio. Siempre hay personas que van a decir cosas por envidia o creo yo que más por ignorancia y eso son cosas que a mí ya no me duelen porque simplemente no saben, nada más, si se enterarán se arrepentirían, he tenido personas incluso me han pedido disculpas diciéndome que no sabían.

Ahora lo que se ha logrado con el centro de alto rendimiento es algo hermoso para el país, es algo con lo que se soñó desde hace 6 o 7 años, creo que fui parte de eso y por eso mismo lo hago.

¿Y qué vas a hacer luego de Lima 2019? Porque obviamente vos no vivís ni de la PASA ni de la ISA ni de ALAS.
Como sabes yo soy productor de eventos, tengo una escuela de surf para ejecutivos, hago consultorías, tengo otros trabajos y un equipo que me ayuda con lo que puedo vivir más o menos bien. Estoy viviendo en Punta Hermosa que es el lugar donde quise vivir toda mi vida.

Y tego muchas propuestas de trabajo, no quiero volver a ponerme una corbata, pero si tuviera, la necesidad lo haría porque todavía tengo hijos chicos. Todavía sigo creyendo en el surf y en el deporte. Creo que me voy a quedar por ahí, de repente en el multideportivo como estoy ahora.

Lo que sí, no tengo ninguna intención de volver es a la federación de surf, creo que ya cumplí con mi etapa ahí, ya la quemé. Toca sangre nueva y que ojalá que llegue a los niveles que éramos antes. El resto sigue, hay muchas propuestas, de hecho ahora me estoy enfocando mucho en las consultorías del turismo sostenible, los países que están buscando gente experta en el surf del turismo para buscar hacer obras públicas. Latinoamérica tiene mucho potencial en surfing y los gobiernos no saben dónde invertir, creo que es una muy buena visión de trabajo y proyecto personal, no solo por dejar un legado para los surfers, sino que también estás intercambiando pensamientos de gobernantes en países.

Y con ALAS, ¿qué pasa? Con tu tiempo ocupado es de lo que está quedando más golpeado, ¿no te parece?
Con ALAS hemos hecho una estrategia, hemos contratado una consultora para que nos ayude con la búsqueda de patrocinio, se está manejando más como un proyecto social para apoyar a niños de bajos recursos que tienen talento para el surf, estamos en búsqueda de patrocinadores sombrilla, para hacer un tour latino con un solo nombre y con ese dinero poder hacer fechas fuertes, algo que es motivo de otra entrevista.

Este año tenemos un buen final de año, hemos paralizado todo por los panamericanos, pero para el último trimestre, tenemos propuestas de México, El Salvador que va 100%, y Jamaica, Panamá y Guatemala. Ojalá que cerremos el año con cinco etapas. No creo que ya ocurra de que haya 15 etapas, la WSL ya ha cambiado la estrategia, está por todo Latinoamérica y motivo de otra reunión, estamos renovando ALAS y cambiando el nombre del tour para el próximo año, nos estamos reinventando nosotros también.

Se va a llamar ALAS Pro Tour, no va a ser Latin Tour. Queremos involucrar a Norteamérica, Canadá y países que no estábamos.

¿Y por qué ese cambio? ¿Para competir con la WSL?
No, no es competencia. Es por la clasificación, tanto de Lima como de Santiago. En ALAS puede correr gente de Estados Unidos, pero no lo saben, lo que queremos es socializar el tour en Norteamérica y sabemos que ALAS no compite nunca con la WSL. La idea es tener 10 fechas al año y si es posible con sponsors mejorar los premios a 50.000. Además estamos tratando de hacer una alianza con la WSL para que la categoría Junior sea Pro Junior. Cuando hagamos un ALAS, los juniors generen puntos válidos para la WSL. Nuestra filosofía sigue siendo construir surfers con talento en la región.

Shakas en las gradas del surf de Lima 2019, Sierralta con Carlos Neuhaus, presidente del comité organizador de los juegos y Bob Fasulo, director ejecutivo de la International Surfing Association. Foto: Zanocchi