La confesión escatológica de Griffin Colapinto

Tuvo que “ir al baño” en el mar, minutos antes de que empiece su serie. Algunos ya la están llamando “la mejor entrevista post serie de la historia”


La cobertura especial del Quik y Roxy Pro France es presentada por Quiksilver Argentina. Foto de portada: WSL/Dunbar

Griffin Colapinto anotó su nombre en la historia de las entrevistas más graciosas de la historia del deporte luego de salir del agua en la primera serie del día del Quiksilver Pro en la que le ganó a Kanoa Igarashi y Soli Bailey.

Colapinto venía hablando de las preguntas correctas que la sudafricana Rosy Hodges le preguntaba, sobre cómo tenía más confianza ahora que había obtenido un buen resultado en la etapa de la piscina de olas, y de la nada, contó:

“Fue divertido porque remé 10 minutos antes de la serie y, me dije: “oh, hombre, acabo de tomar un café” y sentí que tenía muchas ganas de hacer número dos”, entonces me saqué mi wetsuit 3/2, remé más atrás, me saqué la lycra y dejé salir a los niños. Cuando terminé vi que faltaban dos minutos para que comience mi serie entonces me coloqué todas mis cosas nuevamente y cuando la serie comenzó tenía todo el traje lleno de agua, asustado de que me iba a parar e iba a salir un montón de agua por mis piernas (risas)”.

Terminada la entrevista, Rosy Hodges estaba roja, agradeció a Griffin diciendo que siempre suelto y siempre honesto.

Luego, Joe Turpel y Martin Potter tomaron la batuta y no sabían que decir, uno expresó: “No puedo respirar”, conteniendo la risa el otro le dijo que él tampoco. Luego Turpel agregó: “Nos dio más información de la que necesitamos”.

Potter, intentando ponerse serio dijo: “Uno tiene que hacer lo que tiene que hacer”. Y Turpel sentenció: “Y por eso es que lo amamos a Griffin Colapinto”.