Longboarder australiana puso inequidad de género en premios otra vez en el tapete

Y en una semana cambió el pago de ese evento y de todos los campeonatos que se realicen bajo la fiscalización de Surfing Australia

Con un discurso, Lucy Small cambió el rumbo del surfing australiano. foto: @olitas

La longboarder australiana Lucy Small puso otra vez en el tapete la inequidad de género en el pago de premios en los eventos de surfing, luego de ganar el Curly Maljam que tuvo lugar en el norte de Sídney.

“Gracias a los patrocinadores por el dinero que han puesto en el torneo, pero debo decir que es una victoria amarga por enterarnos que nuestro surfing vale menos de la mitad que el de los hombres en términos del pago que recibimos”, dijo sorprendiendo a la audiencia según puede verse en un video que ha dado vuelta en varios informativos y diarios australianos.

“Nos costó lo mismo manejar aquí, los vuelos costaron lo mismo, el hospedaje igual y nuestro surfing vale la mitad. Tal vez Podemos pensar al respect la próxima vez”, agregó la surfista.

El torneo tuvo lugar el fin de semana pasado y hoy viernes, luego de que una ola de quejas y planteos de distintas organizaciones, uno de los patrocinadores dijo que pagará la diferencia entre lo que se le había pago a los hombre y lo que no a las mujeres.

Los organizadores, el Curl Curl Longboarders Club, aceptaron la donación de Global Surf Industry y el secretario, Phil Nicol, hizo su autocrítica según publica el Morning Herald de Sydney: “Sin dudas que nos despertó. Puedes quedarte trancado en los modos que se usaron siempre… Hubo un poco de vaguedad mental en lo sucedido también por lo que esta parte ha sido removedora”.

Mark Kelly de GSI, que colocó 4850 dólares para compensar de manera igualitaria a las finalistas, dijo que lo hizo por dos motivos: “Primero porque Lucy fue muy valiente al decirlo y segundo porque el club se hizo cargo del asunto y dijo que cambiaría para el año que viene. Como se lo perderían los de este año, creo que fue bueno rectificar la situación”.

En su último mensaje en Instagram, publicado hoy, Small agradeció los mensajes de todo el mundo y dijo alegrarse al saber que el mundo está “bastante” listo para un cambio y que el suceso le demostró que de a poco se pueden lograr grandes cosas.

Por otra parte contó que Surfing Australia puso en su libro de reglas que todos los eventos afiliados deberán tener pago igualitario.