Nicaragua: Dicen que está todo tranquilo por la playa

Operadores turísticos y surfistas locales informan que en la playa la vida sigue igual pese a inestabilidad sociopolítica en el país


Operadores turísticos y surfistas locales de Nicaragua informaron a DUKE que si bien el país está hundido en una crisis sociopolítica y que en la capital, Managua, hay protestas, hubo saqueos y muertos, por la playa la vida no ha cambiado.

Dos semanas atrás, luego de que el presidente Daniel Ortega decretara una reducción en las pensiones y un aumento impositivo, el publo nica salió a las calles a protestar. Esto desencadenó una oleada importante de violencia que todavía no determina de forma oficial su cantidad de muertos; algunos dicen 43 y el gobierno dice menos.

La cantidad de surfistas que viaja al país del eterno offshore es gigante y la preocupación al hacerlo también lo es. El departamento de Relaciones Exteriores de Estados Unidos lanzó una alerta referente a la situación. Uno de nuestros entrevistados dijo que era “cosa de los gringos”.

A continuación, tres habitantes de Nicaragua describen la situación según sus puntos de vista:

Nacido en Argentina pero residente en Nicaragua hace ya varios años, Manny ha surfeado las olas más pesadas del mundo, como Mavs, en la foto de Pedro Bala, que publicó en su Facebook

Manny Resano
Localazo

La verdad que está todo bien. De hecho la gente está llegando a surfear.

Fue un moviemiento genuino y espontáneo de la gente, mal manejado desde un principio y se salió de control. De todas maneras en la playa siempre estuvo todo bien. A mí me tocó estar en Managua durante los movimientos y me sentí seguro, los manifestantes no eran violentos.

El problema es que murieron 63 personas, un número muy grande e innecesario.

El país tiene como presidente a Daniel Ortega, que estuvo al mando desde el 79 hasta el 90 y luego desde el 2007 en adelante. Foto: ISA

Iñigo Belartieta Lasa
Director de Mola Mola Surfcamp

Toda la gente que me ha contactado para este tema, siempre les he dicho lo mismo: Es un conflicto a nivel nacional que tenía que ocurrir tarde o temprano porque esto no es una democracia, esto es lo que es y tiene que suceder por el bien del pueblo y en lo que afecta a nosotros es prácticamente nada, porque en ningún momento tienes que cruzar ningún conflicto desde que llegas al aeropuerto de Managua.

Sales del avión sin ningún problema, tomas el taxi y te lleva por la carretera que va a Granada, directamente a la playa. Estamos bastante aislados, entonces no molesta en absoluto.

Los gringos que son más catastrofistas y alarmistas, mandaron una notificación desde la embajada, pero son cosas de gringos.

No ha cambiado en absoluto el funcionamiento de la logística, no hay nada que haya modificado porque ya ha habido esos problemas en el país. Todo sigue igual, la temporada de surf buena empieza ahora, con el primer swell bueno la semana anterior.

Esta semana tenemos de 2 a 4 pies con un poquito de viento lateral, pero bueno, hay olas.

Y nada, contento, si afectará, afectará a gente que piensa en ir a Nicaragua o cualquier otro lugar, es decir, en vez de hacer click en Nicaragua haz click en cualquier otro lado, pero lo que es el país, está tranquilo y aunque no lo estuviera, como te repetía, no te enteras, porque estamos súper lejos de la civilización.

No es Backdoor, es Colorados. Mateo Blevins comandando el line up del Puerto de Centroamérica. Foto de su Facebook

Mateo Blevins
Director en Nica Times

Las protestas siguen y la gente está decidida de que quiere un cambio. Los primeros cinco días hubo violencia desde la presidencia, que mató a algunas personas protestando. Después siguieron los saqueos y todo eso.

Eso terminó y todas las marchas que ha habido son pacíficas. Del aeropuerto a Colorados no pasas por nada que vaya a ser una molestia. Es un viaje directo para la playa y no hay ningún problema.

La nación está en paz y no hay guerra civil ni nada de eso. La gente nada más no está de acuerdo con los muertos de las primeras protestas y siguen protestando y están hablando para reunirse con la Corte Suprema para sacar a Ortega, pero quién sabe si lo van a lograr hacer.