“Tampoco soy el típico argentino que va con el mate todo el día por ahí”

Entrevista a Gony Zubizarreta sobre sus raíces, el pasado, presente y futuro del profesional y empresario que busca meterse en Tokio 2020


Con 33 años Gony Zubizarreta se ha convertido en un surfer profesional maduro, un empresario de creciente respeto en la industria del surfing, columnista en un sitio especializado y en un free surfer muy interesante. La madurez lo ha hecho más selectivo a la hora de elegir sus retos, lo que hace que los disfrute más.

Quiere ir a los Juegos Olímpicos, quiere ver a su marca, Jam, floreciendo y cuida muy bien una relación de décadas con su principal patrocinador, Volcom.

Gony es porteño de nacimiento, gallego de crecimiento y ciudadano del mundo de adulto. En los siguientes párrafos repasa sus raíces, su pasado reciento, su presente y su futuro.

Gony aplicando presión y hundiendo media tabla en el QS de Tenerife el año pasado. Foto: WSL/Masurel
El año pasado quedamos campeones del mundo (de la Aloha cup) con el team de España y quedé sexto individual, fui el mejor europeo y la verdad que muy contento con ese resultado porque no me lo esperaba y todos eran más jóvenes que yo y yo quedé en 2002 campeón del mundo junior y volver a quedar campeón con el team fue increíble. Foto: ISA/Evans

Cuenta por favor la historia de tus orígenes. Naciste en Argentina, pero ¿cómo fue que terminaste en España?
Yo nací en Buenos Aires, en Argentina, el 4 de mayo de 1985 y cuando era un bebé de ocho meses, mis padres, mi hermano y yo emigramos para España. Mis padres son dentistas y estaba todo bien ahí la familia, tenemos una familia muy grande en Argentina, pero mis padres querían una vida mejor para nosotros.

La situación en Buenos Aires y en Argentina estaba un poco complicada en aquella época y querían que creciéramos con mas tranquilidad y seguridad, y por eso fuimos a España que había mucho trabajo para dentistas. Acabé en Vigo, en Galicia y crecí cerca del mar, tuve mucha suerte. Mi padre ya surfeaba en Mar del Plata y en Punta del Este, entonces me introdujo el surf cuando tenía 7 años.

¿Hay algo que se extrañe en tu familia de la vida en Argentina?        
Sí, claro que echas de menos. A la familia, tengo un montón de primos, tíos, somos una familia gigante y casi no nos vemos. Echo de menos estar ahí, la ciudad, comer asados, alfajores, mate, helado (risas), y a ellos en general. Pero bueno, la verdad que ellos están felices y nosotros también, eso es lo importante.

¿Hay algo que tu identifiques de ti que sea bien argentino?
La verdad que yo soy bastante español, europeo, aunque he viajado por todo el mundo y tampoco es que sea el típico español. Me siento del planeta tierra, he viajado mucho y me siento en casa en un montón de países.

Me encantan los alfajores, pero tampoco soy el típico argentino que va con el mate todo el día por ahí. Les robo un poquito a mi madre, en vez de cuando que a ella sÍ le gusta tomar todos los días.

¿Vas a visitar familiares por ahí de vez en cuándo?
Pues la última vez que fui a Argentina fue hace tres o cuatro años, a la boda de una prima mía y fue increíble. Ya tengo que volver a visitarles, ya hace tiempo que no voy y a ver si puedo volver pronto.

¿Se comen un buen asado de vez en cuando?
Poquitos por aquí. Nada que ver con Argentina, esos si que son asados. Las cosas que más echo de menos es la comida de allá.

Eres empresario y eres profesional, ¿en igual medida? ¿Eres más una cosa que otra?
Llevo cuatro años desde que empezamos ya en Jam Traction, Marlon Lipke y yo, es nuestra marca de accesorios y ahora esta va a ser la quinta temporada. La verdad que mucho trabajo, cada vez más porque estamos creciendo y las cosas van muy bien, pero eso significa mucho más trabajo y todavía solo somos él y yo haciendo todo y se complica. Entonces, cada vez hay que dedicarle más horas a la empresa y menos al surf, pero la verdad que me gusta.

Hay momentos complicados y que te agobias un poco pero es parte de la madurez y cada vez que voy a surfear lo disfruto mucho más y cada campeonato que voy pues lo disfruto que cuando solo tenía el surf. A veces te creas una rutina y no le das tanto valor como deberías porque es lo único que tienes. Ahora estoy apreciando mucho el surf y la suerte que tengo de poder vivir de esto todavía.

«Compito porque me sigue encantando, pero ya no con esa ambición de llegar al CT ni nada parecido. Si salen bien las cosas, bien, si no, nada», dice Gony. Foto: WSL
Gony volando en Azores un par de años atrás. Foto: WSL

¿En qué momento de tu carrera tú dirías que estás?
Ahora mismo creo que estoy en un momento de mi carrera que estoy más tranquilo, ya no estoy compitiendo tanto como antes. Antes hacía un montón de campeonatos por año, me encanta competir y todavía voy a seguir haciendo algunos mundiales, haré los QS aquí en Europa, circuito nacional español y portugués y el ISA que este año va a ser otra vez en Japón. El año pasado quedamos campeones del mundo (de la Aloha cup) con el team de España y quedé sexto individual, fui el mejor europeo y la verdad que muy contento con ese resultado porque no me lo esperaba y todos eran más jóvenes que yo y yo quedé en 2002 campeón del mundo junior y volver a quedar campeón con el team fue increíble. Yo creo que es por la experiencia de tantos años compitiendo, que igual no era el que más en forma estaba, pues pero con la experiencia es un plus y por eso nos hizo llegar tan lejos con el equipo.

Y luego decidiste irte a vivir a Portugal, ¿cómo fue que tomaste esa decisión?
Pues sí, en 2011 me vine a vivir a Ericeira porque es un sitio que me encanta, está solo a cuatro horas del sur de Vigo, donde yo crecí y siempre venía aquí a surfear porque las olas son increíbles y uso las tablas Semente que las hacen ahí. Entonces venía mucho y me encantaba venir a entrenar y me quedaba siempre en la casa de mi shaper hasta que al final decidí mudarme aquí y hacer base entre campeonatos porque es mucho mejor para entrenar y estoy muy feliz.

Ahora mis padres y mi hermano también se acaban de mudar aquí entonces estamos todos en familia. Estoy muy cerca de España, cuatro horas, y voy montón a Galicia, Vigo, y a competir también por ahí entonces estoy por toda la península ibérica.

¿Qué planes tienes a corto plazo?
Aprovechar estas semanas para trabajar en Jam a tope, empezar fuerte el año y seguir entrando porque voy con todo al QS en Tenerife.

Voy a intentar hacer lo mejor posible aquí en los campeonatos de Europa y ojalá que pueda volver a subir a los primes para volver a competir en los prime de aquí en casa. Hacer un par de viajes con Volcom también y seguir disfrutando del surfing.

Como te decía antes, más tranquilo, compito porque me sigue encantando, pero ya no con esa ambición de llegar al CT ni nada parecido. Si salen bien las cosas, bien, si no, nada.

A surfear, competir y a seguir trabajando en Jam. Eso sí, voy a seguir entrenando duro para ser lo mejor posible en el ISA y representar a España lo mejor posible. Ojalá nos podamos clasificar para ir a la Olimpiadas del 2020. Ese es el plan.

¿Y qué para el largo plazo?
El plan a largo plazo es el mismo: entrenar, estar en el quipo de España, hacer lo mejor posible en el equipo de ISA y si pudiéramos estar en las Olimpiadas sería increíble, seguir trabajando mucho en Jam, seguir creciendo junto a Marlon y aprendiendo mucho de esta aventura que es tener una empresa y seguir disfrutando del surf que es lo que más me gusta hacer, surfear cada día hasta el fin de mis días.

Aplicando presión en los primeros días de World Surfing Games en Japón. Evento en el que terminó sexto en la general, fue el mejor europeo y si hubieran sido los que clasifican a las Olimpíadas (que son este año), habría puesto un pie en Tokio 2020. Foto: ISA/Evans/Reed
Celebrando con el equipo la victoria del Aloha Cup. «Yo creo que es por la experiencia de tantos años compitiendo, que igual no era el que más en forma estaba, pues pero con la experiencia es un plus y por eso nos hizo llegar tan lejos con el equipo», comentó Gony. Foto: ISA/Evans/Reed