A menos de una semana estrenada, se rompió la piscina de Occy

Estará por lo menos dos meses arreglándose, se dañó un caño del pistón. Señalan que los surfistas presionaron para que se la pruebe por encima de la fuerza que estaba previsto


La piscina del momento, el Surf Lake de Occy y Barton Lynch se rompió antes de que los propios inversionistas de la piscina pudieran surfear sus primeras olas ayer, informó el medio Stab en un artículo que publicaron en la noche del domingo.

Según parece, un caño ubicado en el medio del pistón que bombea la ola se dañó (ver foto) por completo, imposibilitando que se pudiera generar más olas.

Por dos meses aproximadamente, señalaron fuentes de Surf Lakes, la piscina permanecerá cerrada, será vaciada y se arreglará las partes que están fallando.

El medio, que tuvo corresponsales presentes en los primeros testeos y que siguió los entretelones desde la pequeña localidad de Yeppon, explicó que a lo largo de la semana la tensión entre los surfistas y los ingenieros fue creciendo. Los primeros pedían a los segundos que les hagan olas más grandes más seguido y los segundos se negaban.

La persistencia parece haber dado frutos para los surfistas pero terminó rompiendo la piscina.

“El equipo de la piscina de Slater tuvo un año para descifrar este tipo de cosas antes de que nadie venga a verlo”, dijo el encargado de prensa de Surf Lakes, Wayne Dart a Stab. “Y nosotros intentamos hacerlo en una semana ante la presencia de toda la gente”.

Otro tema que se revela en la nota es que los inversores, todos privados y ningún conglomerado con billetera grande, ahorró a la hora de hacer algunas inversiones; la más notoria fue el piso de concreto que con pocas entradas y salidas del agua de los surfistas se resquebrajó y hasta llegó a romperse, dejando que ingrese la tierra del fondo, que terminó siendo tapada con bolsas de arena.

La nota señala que se tendría que haber gastado tres millones de dólares australianos en esto y se gastó uno.

El mundo del surfing se sacudió el viernes pasado cuando una imagen digna de Mad Max mostraba una semi bola gigante sacudiendo las aguas de un lago y enviando olas 360 grados a su alrededor.

Se trataba del primer registro de los Surf Lakes, la piscina de Occy y Barton Lynch que se ubica en Yeppon, el norte del estado de Queensland, Australia; la primera piscina de olas de ese país.