Análisis: ¿Es la mejor decisión deportiva que John John lance su propia marca?

Con 27 años y mucho de su importante carrera por delante, el hawaiano cargará con una mochila más por el tour mundial


Foto de portada: WSL

El anuncio del lanzamiento de la marca de John John Florence fue la noticia de la jornada de ayer, seguramente sea también la del mes en épocas de pandemia del Covid-19.

Y si bien, seguramente todos ya queremos tener por lo menos una camiseta de Florence Marine X y hasta miramos con otros ojos a las camisetas de lycra con capucha, que John John y su familia aman y el hawaiano ya aseguró que va a desarrollar, pensando en el atleta, pensando en John John competidor y en su presunto objetivo que es ganar títulos mundiales, no parece ser la mejor movida.

Tal vez su interés no es ese y hasta tal vez tener esta distracción de llevar adelante una empresa, con un equipo de trabajo, claro, le termine dando más títulos que un Medina motivado solo con la cabeza en levantar la copa.

Es imposible predecir qué pueden suceder con este tipo de movidas. Lo que sí es claro es que el propio Florence dijo que quiere poner manos en cada producto que salga al mercado de su marca y eso no es poco trabajo si se trata de una marca global como se pretende.

Es cierto que tres de los más reconocidos surfers del planeta tomaron el mismo camino: Kelly, Dane y Craig. Pero las circunstancias fueron siempre distintas.

Outerknown la fundó Slater luego de haber ganado los 11 títulos y cada uno de estos los ganó de la manera tradicional: Con un buen contrato de patrocinio de Quiksilver y la cabeza solo en el título.

Former la hizo Dane y Craig con dos skaters luego de que el primero haya sufrido su síndrome de Burnout y abandonado el tour; y, su socio australiano nunca se dedicó realmente a las competencias.

Es decir, las marcas propias las hicieron contando con tiempo, o cuando se habían cumplido los objetivos y sus agendas no estaban completas.

John John es un muchacho dedicado, en todo lo que hace, muestra interés por hacerlo bien siempre. Parece difícil pensar que él va a dejar que su nombre quede manchado con productos que él mismo dijo quieren motivar a la gente a estar en el agua lo más posible o en los outdoors lo más posible… Es decir, él le va a dedicar tiempo a la marca y esta va a ser una mochila para cargar mientras que estará intentando ganar títulos mundiales.

Parece ser una mochila grande la de la marca para un atleta que tiene solo 27 años, en un deporte en el que los deportistas se retiran cerca de los 40 y con la clara posibilidad de convertirse en uno de los más ganadores de la historia.

Mientras que él pasará en reuniones de Zoom con sus socios de negocio repasando líneas de producto, Italo, Gabriel y Julian van a estar con la cabeza, el cuerpo y el alma dedicados a ganar campeonatos.

No parece ser la mejor decisión deportiva, pero la realidad es que con John John nunca se sabe, tal vez esta movida, esta distracción, es la que termina dándole más títulos mundiales.