“Cuando empecé a surfear hace 15 años nunca pensé que esto fuese posible”

"Me sentí descolocado porque la situación me superaba"; el relato de Andy Criere de su viaje al Wavegarden de los Alpes Suizos, el video y las fotos


Estando de viaje para surfear me cayó una llamada de Andy Higgins que actualmente trabaja en Wave Garden y que en su día se encargaba de organizar los míticos eventos de Rip Curl the Search.

Para que os hagáis una idea, aquellos que os flipa el surf, Andy organizó para mi el mejor CT de la historia en las derechas de México. Así que cuando vi la llamada me imaginé que podía ser algo guapo pero no sabía hasta qué punto…

La propuesta era la siguiente: Irnos de surf trip a los Alpes Suizos para surfear en Alaia Bay, la nueva ola artificial que estaban a punto de terminarse.

Se me iluminó la cara con esa noticia porque por un lado nunca había estado en Suiza (ni tenía pensado i) y por otro lado, hasta el momento no había surfeado en yb Wavegarden de izquierdas. Me preguntó mi disponibilidad para poder ir a probar el “wave menu” (ya hablaremos de esto más adelante) a lo que obviamente respondí que sí, que iría de cabeza.

Tenía claro que este iba a ser un “trip of a lifetime”.

Literalmente sería de las primeras personas que iba a surfear en Suiza y de las primeras veces en la historia que se podría surfear en un país sin océano. Qué, ¿cómo os quedáis?

Salimos una semana antes de lo previsto porque el tiempo era peor de lo esperado y era esencial que tuviésemos un par de días de sol tanto para grabar como para no pasar tanto frío.

Preparé mi funda con un par de tablas y un par de neoprenos gordos (6,5mm con gorro incluido) y quedamos en salir desde Biarritz en coche hasta Sion. Fueron unas 10 u 11 horas de viaje pero la verdad es que se hacen bien porque las autopistas son buenas y nos fuimos turnando para conducir los dos coches que llevábamos.

Conseguimos llegar al hotel para cenar y nos fuimos directos a descansar porque nos esperaban unos días muy intensos.

Estaba emocionado por ir a la ola y cuando llegamos nos quedamos todos locos viendo unos tubazos derecha e izquierda rompiendo en medio de unos picos nevados de fondo.

Cuando empecé a surfear hace 15 años nunca pensé que esto fuese posible y me sentí descolocado porque la situación me superaba. Era pura perfección, agua azul cristalino, tubos y todo esto para nosotros solos.

No tardamos mucho en cambiarnos y empezar a probar el “Wave Menu” que tenían pensado para nosotros. Este expone las diferentes tipos de olas que pueden producir y con ligeras modificaciones dentro de cada una de estas olas para encontrar la más adaptada para los clientes. Existen cinco tipos de olas ofertadas en la actualidad: Waikiki, Malibu, Turns, Airs y Barrels.

Mi favorita fue la de Barrels porque podía probar una y otro vez hasta conseguir justo la línea que quería para hacerme un tubo de arriba hasta debajo. Aunque me lo pasé genial en todas las olas en la de tubos pude mejorar y practicar mucho mi posición, sobre todo de espaldas.

El cuarto y último día de nuestro viaje la verdad es que no podía más, estaba muy cansado ya que surfeamos seis horas cada día y claro, no es como en el mar que tienes que esperar y tal, ¡aquí coges una ola tras otra así que imaginaos la intensidad!

Fue un viaje muy diferente y rompedor. Me sentí un afortunado siendo parte de este gran avance en nuestro deporte. Mil gracias a Wavegarden por la invitación y a Alaia Bay por la recepción y estancia tan agradable en un entorno maravilloso. ¡No tengo duda que volveré a disfrutarlo pronto!

Cuando la realidad supera la ficción.

Sugerencias:

-Tablas: Aconsejo llevar tablas que sean un poquito más cortas que lo que lleváis habitualmente. Si es una epoxy, ¡mejor!

-Quillas: Yo llevé quillas medium y suelo usar large, un poco más rectas de lo habitual para poder pivotear cómodamente y, muy importante, que permita que derrape en tail en los tubos de espalda.

-Qué neopreno llevar: Cuando fui en febrero el agua estaba a 6 grados centígrados y he usado un 6,5,4mm con gorro incluido. Indispensable llevar guantes y escarpines. Allí tienen una habitación que seca todo en una hora así que no hace falta llevar de recambio.

-¿En avión o en coche? Yo tardé nueve horas y pico desde Sion hasta Hendaya y la verdad es que la carretera es muy buena.

-Por último, no sé vosotros pero a mi el pan con mermelada para desayunar que es lo más común allí no me cuadra mucho así que llevaros jamón del bueno y aceite de oliva.

Andy tiene muchos kilómetros recorridos como surfer profesional, si algo le sorprende es porque no es poca cosa. La foto lo deja claro.