“Cada vez que tengas un año malo, o pases por un mal momento, te vas a acordar del 2020”

Sally Fitzgibbons, Jordy Smith y Fernando Aguerre pusieron las cosas en perspectiva en El estado del surfing olímpico: “Lo ordinario es épico”, agregó la australiana

Cobertura especial presentada por la International Surfing Association

“Lo ordinario es épico”, dijo segura la varias veces campeona mundial ISA, Sally Fitzgibbons de Australia en la segunda edición de El estado del surfing olímpico que tuvo como tema central la vida en pandemia y cómo se mantiene el foco competitivo cuando todo está prácticamente bloqueado.

Fitzgibbons agregó: “Cada vez que tengas un año malo, o pases por un mal momento, te vas a acordar del 2020. Puso todo en perspectiva”.

La australiana de todos modos hizo destacó lo positivo que le dio la pandemia y explicó que por primera vez en su vida pudo quedarse tranquila en su casa, evaluó que no puede creer a la velocidad que vive cuando viaja y no pasa en su casa más de dos o tres semanas.

Destacó que pudo entrenar aéreos y desde la producción mostraron una buena cantidad de aéreos sólidos. “Siempre quise volar en lugar de entrenar o hacer un surfing de performance (…) Raramente intento un movimiento porque no me salen y ahora, tras varios errores y muchas bolsas de hielo, siento que lentamente estoy llegando”, contó, resaltando otra de las cosas positivas que le trajo la pandemia.

Recordó cuando fue a los juegos de Sídney 2000 y vio a una de sus ídolas, Cathy Freeman ganando el oro para Australia y que ese momento le encendió las ganas de ser olímpica; algo que creyó que jamás sucedería por medio del surfing.

“Estoy más emocionada que nunca con mi surfing”, cerró diciendo.

Por su parte, el sudafricano Jordy Smith tuvo una visión menos apocalíptica de las cosas. Luego de regresar de Hawái cuando en Estados Unidos estaban cerrando las fronteras, pasó su primer invierno en su casa después de 13 años.

“Me subí al auto con un filmmaker y manejé para arriba y para abajo en la costa, prácticamente de forma ilegal. Toda mi motivación fue estar en las mejores olas de Sudáfrica, en cada una de las marejadas. El lado positivo del Covid es que pude surfear un invierno en Sudáfrica por primera vez en 13 años, eso para mí fue gigante”, contó Smith que espera a su primer hijo y abrió junto a su padre su fábrica de tablas.

“Normalmente estaría en Brasil sufriendo y mirando a mis amigos llevándose tubos de 20 segundos. Finalmente pude vivir esa experiencia y no me perdí ni un swell. Y esa fue motivación competitiva, estar en todas las olas en todas las marejadas”, agregó.

Smith agregó que antes veía a los juegos olímpicos como algo que no tenía ni la más mínima chance de que sean reales y que una vez que sucedió, colocó los ojos en la meta y ahora quiere ir por esa medalla.

La presentación terminó con una charla con el presidente de la ISA, Fernando Aguerre, que fue optimista sobre lo sucedido y dijo: “Antes necesitábamos tres remadas para llegar tomar la ola y ahora tenemos que dar una remada más. Eso es todo, hay que bajar la cabeza y remar con ganas”.

El argentino también reflexionó que el año extra puede haber ayudado a “pulir” algunos detalles que fueron surgiendo pero que todo ya estaba listo.

“Es un poco de bajón el año extra pero igual nos vamos a casar, todavía nos amamos, es solo eso”,  bromeó.

Los juegos olímpicos de Tokio que fueron pospuestos, tienen fecha ahora para entre el 23 de julio al 8 de agosto de 2021 por la pandemia del Covid-19. Esto llevó a que también se posponga el mundial de El Salvador para mayo de 2021. Este evento clasificará a las últimas siete damas y los últimos cinco hombres al debut del surfing en los juegos.

Fitzgibbons está emocionada por las olimpíadas, se enfocó en los aéreos y está sacando unos muy buenos y quiere que se termine la pandemia. Foto: ISA/Reed/Evans
Jordy está feliz de haber pasado un invierno lleno de olas en su casa. Foto: WSL/Poullenot
“Es un poco de bajón el año extra pero igual nos vamos a casar, todavía nos amamos, es solo eso”, bromeó. Foto: ISA/Reed