Cinco olas perfectas (de miles) que se fueron sin ser surfeadas por la cuarentena

El coronavirus Covid-19, un malamigo de todos, generó momentos de belleza inusitada, indeseada, pero belleza al fin.


Crónica de varias marejadas presentada por Maui and Sons - Foto de portada por Neil Garabato; en este spot uruguayo, acordonado por las autoridades en la foto, suelen surfear unas 100-150 personas en el día cuando quiebra así de bueno... 

Ni el más maléfico de los anti surfistas podría haber generado un plan tan malévolo como el del coronavirus Covid-19. En Europa que pegó antes, la primera semana de cuarentena tuvo bombones quebrando en toda la costa vasca y nadie en el agua... Pare alguien a pensar que en Mundaka no se va una ola sin ser surfeada y en cuarentena se fueron miles.

Luego en América Latina, con la llegada del otoño en el hemisferio sur comenzaron los swelles de sur, con esa combinación hermosa que es el buen clima, los vientos offshore y el mar consistente.

Un posteo del gran Jonathan Gubbins preguntaba si no había sido el mejor marzo de los últimos años, esos mismos swells quebraron en Chile antes de que fuera prohibido ir al agua en buena parte de la costa (ahora ya no se puede y las olas, como se verá abajo, quebraron épicas).

México, que se había mantenido bastante tranquilo frente a la pandemia, finalmente adoptó una medida y no se pudo ir a surfiar más. Un post de Coco Nogales (ver abajo), localazo de Puerto, dijo que el mar ese día parecía 1988, cuando las bombas quebraban perfectas y no había nadie en el agua.

En Uruguay y Argentina el mar se puso épico, durante varios días. En algunos casos la fisura de los surfistas uruguayos fue superior al acatamiento y muchos fueron al agua generando multas y citaciones a fiscalías.

La realidad es que las olas quebraron solitas y hay registros para probarlos, que aquí siguen:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

arica hoy

Una publicación compartida por Máximo Tapia Arriagada (@maximo_tapia_) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Nadie en el mar, los surfista en cuarentena y las olas siguendo su rumbo. #swell #epic #lobos #fotodrone

Una publicación compartida por L O C A L O B O S (@localobos) el