Nueva tecnología modifica el fondo del océano para convertir cerrones en olas perfectas

Inventor australiano busca fondos para instalar en Australia el primer arrecife inflable del planeta


El inventor australiano Troy Bottegal ha iniciado una campaña en la web Kickstarter para recolectar un aproximado de 127.000 dólares, que usará para la instalación de un prototipo de arrecife artificial, que busca convertir olas que cierran completamente en perfectos triángulos tubulares.

El invento, llamado Airwave, es un enorme inflable de doce metros de diámetro y dos metros de altura en su punto más alto, busca imitar el fondo de una rompiente, como si fuera un arrecife natural.

El efecto que se busca en una versión bastante radical. Foto: Stu Gibson

De acuerdo a su inventor, está hecho de materiales seguros para la naturaleza y está diseñado para tener un impacto adverso mínimo, promueve la formación de nuevos bancos de arena y evita la erosión de las olas.

“Mi invento significa más olas en más lugares”, señaló Bottegal en la web Kickstarter. “Por ejemplo, seis Airwaves se pueden instalar a lo largo de una playa, en unos 14 días. Son seis olas nuevas en dos semanas (...) Es obvio que los beneficios de los Airwaves es reducir dramáticamente las multitudes en las olas”.

Esta invención es el resultado de diez años de investigación y ha sido probado en escalas de 1:20 en masas de agua dulce y salada. Se espera que la primera instalación esté lista en marzo de 2019 en Bunbury, Australia Occidental.