DUKE abrió un espacio de aportes de lectores para poder seguir informando

Ahora, al menos por un tiempo, contamos con tu ayuda

Cliquea en la imagen para ir a la zona de aportes.

La vida de DUKE, tan larga y tan corta, de dos años y medio pero con más de 3.000 notas publicadas y un sinfín de historias increíbles con explosiones de visitas, llegó a una pequeña encrucijada con nombre y apellido: Covid Diecinueve.

Una tablazo en la cara, una serie grande en la cabeza, un leash partido allá adentro un día de mar grande… Un hecho interesante en la historia de la humanidad, y del surfing, para cubrir como periodista, pero nada divertido cuando toca el momento de mirar lo que quedó en los bolsillos.

Una avalancha de negativas para contratos ya pactados con marcas y una avalancha de adioses para todo lo que ya iba funcionando bien.

En este tema de dedicarse a hacer lo que uno ama, el optimismo siempre va por delante, todo es posible y jamás se hipoteca el sueño que nos llevó a colocarnos en un lugar tan maravilloso.

Pero esta convicción tan pura, tan mágica y tan emocionante, reconozco, yo Pablo Zanocchi, responsable de DUKE, es peligrosísima porque puede llevarte a la miseria. Las pasiones tan grandes, los amores tan fuertes, te hacen un poco kamikaze.

Ser un kamikaze, supongo, no está bien… Hay límites para todo.

CLIQUEA AQUÍ PARA IR A LA ZONA DE APORTES

Entonces, esta vez, la fuerza de ese optimismo se vio golpeada, resquebrajó un poco la magia y todo lo que hacemos en DUKE, que es confiar en que solo dejar la vida entera, de principio a fin para informar sobre surfing nos va a dar un rédito económico y pagar las cuentas.

Mis tíos más viejos dicen que jamás en la historia les pasó esto de tener que vivir en un mundo detenido por una pandemia. Digo esto porque mi idea nunca fue pedirle a los lectores, porque entiendo que mi deuda con ellos es de convicción profesional, pero también entiendo que esto no es nuevo para nadie, el propio y gigante The Guardian de Londres usa este modelo. Lo mismo hacen otros tantos medios de comunicación independientes, más pequeños.

Así, en lo que a DUKE y al mundo del surfing le respecta, a sus seguidores, a los hispanohablantes que vibran el surfing en su idioma nativo, a aquellos que han sabido regresar a ver lo que informamos diariamente, hay un anuncio a ser hecho: Vamos a pedirles dinero para que DUKE exista y no desaparezca.

No queremos, en principio, bloquear notas y obligar a pagar para que sean leídas. Apostamos a que ustedes aportarán su grano de arena porque han sabido encontrar en DUKE la información o el contenido que estaban buscando.

El periodismo es una especie en extinción y el de surfing más todavía. Si hay algo que te gustó de DUKE y quieres mantenerlo en tu vida, te invitamos a donar lo que esté a tu alcance y posibilidades.

Hemos sido imparciales toda nuestra vida, hemos mostrado al surfing desde todos sus ángulos, hemos opinado, hemos desnudado verdades antes invisibles, hemos hecho un montón de cosas que creemos fervientemente que vale la pena seguir haciendo.

Ahora, al menos por un tiempo, necesitamos tu ayuda.

Gracias de antemano y perdón por molestarte.

CLIQUEA AQUÍ PARA IR A LA ZONA DE APORTES