El chileno Christopher Herold se llevó su buena ola en el swellazo de Pipe

“Estoy feliz de haberme agarrado esa olita y todavía me queda un mes más, así que vamos a ver si me sale la bomba”, le contó a DUKE

Video de @miricaeg

Encontrar una buena ola en Pipeline es una tarea que puede llevar una vida entera de dedicación y simplemente jamás suceder.

Es uno de los lugares más peligrosos y competitivos para surfear y no hay preparación que cuente a la hora de meterse en el crowd pesado ese, lleno de locales y varios de los mejores surfistas del mundo.

Hablando de llegar a Hawái preparado, el local de Arica Christopher Herold, tiene horas de surfing en el Pipe sudamericano que es El Gringo… Y hay quienes dicen que El Gringo es más peligroso que Pipe.

Pero eso no es garantía de nada. Ya hacía unas semanas que Herold estaba en Hawái y no había encontrado la que le pague el viaje, bajó Waimea gigante, surfeó unos buenos tubos pero faltaba la gema.

Relacionada: Pipe bombeó y Alonso, Joaquín y Alan se llevaron su cuota de bombas

Llegó este swell de noroeste el fin de semana pasado y Pipe funcionó como maquinita por varios días seguidos, en la sesión de la tarde del lunes, encontró esta, la remó seguro, bajó y se aseguró con un buen pump de establecer una buena línea. Encontró la salida y su emoción se nota en el video.

“Las olas han estado increíbles estos últimos días. Desde el viernes que surfeamos todo el día en Pipe con los chicos, con Joaquín, Alonso y Alan… Ese es el crew”, cuenta Herold.

“Surfeamos de mañana, agarré algunas buenas pero fueron tubos sin salidas y en la tarde entré y me tocó esa ola directo, fue la primera. Había otros chicos remándola pero yo venía más deep y venía perfecta”, agregó.

“Estoy feliz de haberme agarrado esa olita y todavía me queda un mes más así que vamos a ver si me sale la bomba”, concluyó el chileno.