El día que el big rider del medio del campo llegó a surfear en Nazaré

Pepe Gómez aprendió a deslizarse hace cinco años, vive lejos del mar, trabaja en la pradera y ayer se bajó esa bomba que se ve en la foto


Foto de portada: Stefan Matzke

Hay quienes dedican una vida entera para surfear olas y jamás llegan a bajar una ola sólida. Hay otros, que empiezan a surfear a los 19 y a los cinco años están bajando Nazaré gigante. De esos otros hay muy pocos, muy, muy pocos.

Uno de ellos es del medio del campo, de un departamento lejos del mar llamado Soriano, se llama Pepe Gómez, trabaja entre vacas, caballos, plantaciones

Después de haber viajado a Hawái, de haber surfeado las peligrosas lajes del sur de Brasil, Pepe se fue a Nazaré y ayer se bajó unos bombones.

En contacto con DUKE, el uruguayo prefirió mantener el perfil bajo, prometió un mano a mano para más adelante en enero. Se limitó a contar que recién había llegado, que se queda hasta febrero y que estaba con muchas ganas de surfear después de haber pasasdo unos cuantos meses en el campo trabajando.

Agregó que las olas que bajó ayer estuvieron “iradas”, como dicen los brasileños.

Finalizó diciendo explicando que para él hay que hacerle notas a las personas que ayudan a los demás y no a él que nada más se bajó unas olitas.

El big rider del medio del campo uruguayo se bajó unas bombas en Nazaré y se viene más.

¿Cuáles son las probabilidades de que después de seis años de empezar a surfear termines en la situación que se ve en la foto? Bajando una grande en uno de los lugares más temidos del planeta. Esa probabilidad se llama Pepe Gómez. Foto: Tiago Balsini