El equipo de las tres hermanas

En un hecho histórico, Máxima, Candelaria y Valentina Resano son Nicaragua en el mundial juvenil. Hacen medio equipo porque cada una compite en dos categorías


Con 9, 12 y 14 años, Valentina, Candelaria y Máxima Resano son todo el equipo de Nicaragua en el mundial juvenil de la ISA que comenzó ayer en Huntington Beach, California.

Cada una competirá en dos categorías y, con el surfing que tienen, seguramente queden más arriba en el ranking que varias naciones que van con distintos participantes.

Es la primera vez que algo así sucede, han competido dos hermanos en otros eventos de la ISA (las propias Valen y Cande participaron en este evento al año pasado), pero que sean tres los que hacen a medio equipo, es único.

Evidentemente, la situación sociopolítica por la que atraviesa Nicaragua, un país que no para de mostrar nuevos talentos, no ha permitido que el equipo viaje a California con más competidores.

Ellas tres son hijas del destacado big rider argentino, radicado en Nicaragua, Manny Resano, el hombre cuando se habla del outside de Popoyo y un gran destaque surfeando Mavericks.

Conversando con DUKE sobre el evento que acaba de comenzar, Resano comentó que sus niñas llegan motivada. Se refirió a esta nota publicada en DUKE contó que el objetivo de Valen es avanzar una serie mes que el año pasado, cuando se ubicó 13, lo que la ubicaría en el top 10.

“Pero cuidado que la sorpresa la puede dar Cande, ¡esta surfeando sólido y no tiene nada que perder!”, exclamó Manny.

Y qué decir del futuro de Máxima, con esas dos hermanas de referencia, y tanto tiempo para evolucionar, habrá que esperar para verla en el CT. A ella, o, ¡por qué no a las tres!

Así forma Nicaragua
Damas Sub 18
Valentina Resano
Candelaria Resano
Máxima Resano

Damas Sub 16
Valentina Resano
Candelaria Resano
Máxima Resano

Valentina Resano rumbo a ubicarse quinta en el QS de Costa Rica unas semanas atrás. Foto: WSL
Candelaria Resano, 12 años, en el outside de Popoyo. Esta niña puede ganarle a las mejores, no hay dudas. Foto: Gerald Acevedo