#Zapatips: En una competencia la mente le gana 8 a 2 al surfing

Consejos para mejorar cuando toca ponerse la lycra e intentar ganar un campeonato


Por Carlos Mario Zapata
Foto de portada: Gustavo Linares

Cuándo uno compite, qué tan importante es el aspecto psicológico o mental, ya que física y técnicamente los peruanos ya somos lo suficiente buenos, ¿cómo puede ser tan esencial lo psicológico?

Gracias, Roberto “Muelas” Meza por compartir tu idea: El otro día leí un comentario sobre la Federación Peruana de Fútbol que me pareció interesante: “La clave está en tornar la presión de la competencia en algo positivo”, y me hizo acordar a cuando me dedicaba 100% al surfing y veía cada heat como un reto y una motivación para ser mejor, siempre con la seguridad de que me llegarían las buenas olas, sin perder la esperanza (y si no llegaban, caballero nomás).

La carga negativa simplemente no debe existir en nosotros, no la necesitamos para salir adelante. En este mundo estamos para equivocarnos y aprender de los errores.

Por otro lado, siempre he considerado que en un campeonato, compitiendo con gente de un nivel similar al nuestro, la parte psicológica ocupa un 80%, mientras que el surfing un 20%, porque entramos a hacer lo que tenemos en el repertorio y no a practicar cosas nuevas.

Generalmente, cuando nos va mal es por nervios, desesperación que nos lleva a tomar malas decisiones, predisposición a perder, factores externos que no podemos controlar y un sinfín de pensamientos fuera de la realidad que los crea nuestra mente y muchas veces solo nos distraen.

Finalmente, un consejo que puedo dar es que para la competencia necesitamos una mente fría, una estrategia con alta capacidad de cambio, quitar la predisposición mental de una derrota y lo más importante: Entrar a competir contra nosotros mismos, nosotros somos los competidores que debemos mejorar día a día y heat por heat.

Un ejemplo de cuando la presión la absorbe la mente (ir al minuto 4): Filipe Toledo ha realizado 1500 de esos aéreos, este en particular era muy importante y no lo completó. Prácticamente le costó el título. 

Otro ejemplo: Ir al minuto 9:40. Una semana antes en Francia. Un aéreo de backside que Filipe realizó también 1500 veces y no logró completar: 

Un ejemplo de cuando la mente está en un buen lugar: Medina en el Surf Ranch Pro. Él sabía que la ola le vendría que iba a tener que ejecutar surfing excelente para recibir un puntaje excelente. Sabía que tenía que hacerlo para ganar. Tras vencer en Chopes, este era el título que necesitaba si quería ser bicampeón del mundo, y ya lo ven ahora en Pipe a pasitos de lograrlo: 

Carlos Mario Zapata es peruano, fue campeón peruano, campeón bolivariano, subcampeón panamericano, top 6 del mundial juvenil de la ISA, y campeón mundial por equipos open y juvenil (2010 y 2011 respectivamente),  fue también  finalista de los torneos de Cabo Blanco y La Herradura y competidor del QS durante varios años.

En 2014 dejó de lado los viajes para dedicarse a la universidad y al trabajo (no obstante, obtuvo varios de los títulos detallados arriba estudiando luego de dejar el “profesionalismo”). Es entrenador de surfistas, un sabio del deporte con un ojo desde dentro y fuera de la cancha; hace ya un buen tiempo lleva adelante en sus redes los exitosos #Zapatips que ahora pueden leerse en DUKE. 

Sigue a Carlos Mario en Instagram haciendo click aquí
Síguelo en Facebook haciendo click aquí