Esto es lo que se sabe del incidente de los jet skis en el outer de Oahu

El fotógrafo lesionado Ryan Moss no iba en el jet ski blanco que voló más alto; se espera su recuperación completa tras cirugía, tampoco fue Mike Latronic; se desconoce quién era su conductor

El swell de la década en Hawái tuvo varios momentos de gloria, como los tubos de John John, el de Kai Lenny, el de Justine Dupont, pero uno de los hechos más destacados fue la corrida por las vidas que varios jet skis hicieron en el spot de outside de Oahu donde quebraron varias de las mejores olas del swell.

Increíblemente se desconoce la identidad del conductor y tripulante del jet ski que voló más alto, según informó Stab. Desde le publicación señalan que hablaron con 20 personas que estuvieron ahí ese día y que no tienen idea de quién se trata.

El único lesionado fue el fotógrafo californiano ahora radicado en Hawái, Ryan Moss que iba en otro de los jet skis que sufrió una fractura por compresión del 50% de su vértebra L4, dijo el piloto de esa nave a MagicSeaweed.

Moss contó al sitio europeo que luego de volar por los aires cuando amarizó, sintió que la moto se había partido y luego la parálisis desde la cintura para abajo. Pensó lo peor y fue trasladado de inmediato para el hospital. Con el tiempo el diagnósitco fue mejorando, pasó por cirugía y se espera que sea recuperado completamente.

Los amigos del profesional armaron un GoFundMe para ayudarlo a pagar sus cuentas del hospital.

Otra de las motos voladoras fue la de Mike Latronic y su piloto Greg, el legendario hawaiano pensó que la suya había sido la moto de la que todos hablaban pero él tenía una moto negra. Luego de perder el jet ski y el equipamiento, en video de Instagram cuenta que recuperó la cámara y pudieron volver a la costa sanos y salvos: “Estoy feliz de estar vivo”, dijo. Destacando también lo especial del día.

En nota publicada por Stab, uno de los más experientes salvavidas del North Shore, Bryan Phillips hizo notar que la situación estaba fuera de lugar con la cantidad de motos en el canal. Que desde antes se había dado la peligrosa situación de que la onda que dejan se pone en el camino de los surfistas y puede terminar en un accidente.

Todos coinciden que estaban pasando un día de maravillas cuando el horizonte se puso oscuro con esa serie mucho más grande de lo normal. Un par decidieron enderezar hacia la playa y otros se la jugaron con pasarla. El resultado fue claramente peor para los que llegaron últimos, más cerca de saltar cuando la ola estaba rompiendo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mike Latronic (@mikelatronic)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por magicseaweed (@magicseaweed)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Koa Rothman (@koarothman)