Ex ejecutivo de la WSL y ex socio de Slater fue enviado a prisión por escándalo con admisiones universitarias

Jefferey Bizzack es considerado por Slater como “un compañero en todo” lo que ha hecho “en los últimos años”; estará dos meses en la cárcel, pagará 250.000 dólares de fianza y hará 300 horas de trabajo comunitario

Bizzack, derecha, conversando con Slater en un lanzamiento de Outerknown. Foto: Zimbio

El ex ejecutivo de la World Surf League y socio de Kelly Slater, Jefferey Bizzack fue sentenciado a dos meses de prisión, pagar una fianza de 250.000 dólares y realizar 300 horas de trabajos comunitarios, informó ayer el Los Angeles Times.

Bizzack pagó a Rick Singer, el creador del escándalo en el que se vieron involucradas varias personalidades californianas, para que mejoren las calificaciones deportivas de su hijo para que pueda ingresar a la Universidad del Sur de California.

En una entrevista brindada a Tracks Mag en 2017 Slater se refirió a Bizzack como “un compañero en todo” lo que ha hecho “en los últimos años”. “Yo he sido la cara de todo pero Jeff es huesos y estructura de de todo lo que hemos hecho”, expresó el mejor surfer de la historia.

Bizzack conoció a Singer por medio de un amigo en abril de 2017, explica un reporte preparado por el fiscal que detalla que por medio de los sobornos se estableció que el hijo del imputado era un “jugador de volleyball rankeado a nivel nacional, capitán del equipo de su secundaria y el ganador de varios premios”.

Como el hijo de Bizzack no jugaba volleyball a nivel competitivo, su foto de perfil tenía a otra persona jugando el deporte, informó el LA Times.

El escritor del sitio BeachGrit, Chas Smith, se preguntó en una nota si no debía la WSL y Slater elevar un comunicado ante los sucesos, especialmente debido a que en todas las noticias se refiere a esta persona como una persona relacionada con las entidades y el mejor surfer del planeta.