Falleció Paula Muñoz, secretaria de la PASA, expresidenta de la federación chilena

“Para Paula no existían puertas cerradas, no existía un no o un no se puede, eran palabras prohibidas para ella”, la recordó Karín Sierralta

Paula Muñoz falleció en la madrugada de este sábado.

La secretaria de la Asociación Panamericana de Surf y ex presidenta de la federación chilena, Paula Muñoz, falleció en la madrugada de ayer, sábado 6 de enero luego de batallar largamente con un cáncer.

Muñoz había sido recientemente electa vocal de la Junta Directiva de la Asociación de Confederaciones Deportivas Panamericanas (ACODEPA), lo que colocaba a una dirigente del surfing en en centro de la fiscalización del deporte a nivel continental.

Muñoz tuvo una presencia fuerte en el surfing de Santiago 2023 en donde fue reasignada como secretaria de la PASA.

Carismática, energética, dueña de una personalidad fuerte y muy cercana a los surfistas, la muerte de Muñoz ha causado congoja en el surfing a nivel continental.

El presidente de PASA, ALAS y vicepresidente de la ISA, Karín Sierralta la recordó en su muro de Facebook: “Para Paula no existían puertas cerradas, no existía un no o un no se puede, eran palabras prohibidas para ella”.

En un pasaje de la misiva de Sierralta, él cuenta que en Santiago 2023 se la vio con demasiada energía: “En el evento no paraba de saludar a toda persona que se cruzara en su camino, desde voluntarios, seguridad, staff, personal de hoteles y restaurantes, era insoportablemente amable con todos, yo no podía seguirle el ritmo, porque demoraba con cada persona varios minutos y siempre me jalaba a presentarme con cada persona que había saludado. Un día algo sorprendido, le dije: ‘Paula ¿estás segura que tienes cáncer?’. ‘Si Karin, hace varios años, grado 4 con metástasis’.

‘No puede ser’, le dije, ‘cómo puedes tener tanta energía’; Xavier y yo quedábamos muertos del cansancio de tanto caminar y ella seguía diariamente la misma rutina, era la última en acostarse y la primera en levantarse. Un día, estaba muy cansado con una infección de ojos, le reclamé airadamente “¡Paula, por favor! Ya no pares a saludar a cada persona que ves. No puedo esperarte 45 minutos, para caminar 200 metros”.

Comentarios: