Federico Deal: “La USU tiene que crecer, no queda otra”

Entrevista al presidente de la Unión de Surf del Uruguay sobre cómo implementar un sistema similar al CT-QS en un país, terminó siendo beneficioso especialmente para los integrantes y promotores la segunda división


Uruguay implementó este año un sistema de circuito nacional de surf muy parecido al CT, con una A con 32 surfers y una B que se enfoca en tres circuitos departamentales y da pase a la A.

El cambio resaltó el espacio de los de la A, pero principalmente hizo sentir la fuerza de los de la B en la que participaron más de 150 surfers. Comparados a los 50 o 60 que competían en los torneo nacionales abiertos de antes, fue un cambio importante.

En los siguientes párrafos, el empresario, surfer, padre de familia y presidente de la Unión de Surf del Uruguay, detalla sobre este y otros temas.

¿Por qué decidieron cambiar el formato del circuito y hacer una imitación bastante similar al circuito mundial?
Veníamos pensando desde el comienzo que se notaba una falta de motivación para competir de la mayoría de los surfistas “no pro”. Un circuito de Surf no es solamente Lucas Madrid, Luisma Iturria, Sebastian Olarte y Fran Morosini, etcétera. Hay cientos de surfistas que a nuestro entender querían esa chance participar pero como todos sabemos que el surf es un deporte de llaves, en donde las rondas de eliminación son tiranas, eso limita la motivación de quienes saben que no tienen mucha chance de “hacerla” frente a mejores rivales.

A su vez lo económico juega su partida también, imaginate alguien que tiene que dejar su jornal de trabajo por ejemplo en Rocha, se tiene que ir a competir a Maldonado, gastar en pasaje, alojamiento, viáticos, y como te decía, en la primera llave le tocan dos rivales que lo eliminan, desmotiva.

Por eso pensamos que armando un circuito diversificado en lo regional, incluyendo a todos en cuanto a sus posibilidades y teniendo la chance de participar en una final clasificatoria que te lleve a la divisional profesional donde solo por estar puedas cobrar un premio en efectivo que te cubra los costos era clave.

A su vez, quisimos dar la posibilidad a actores locales de organizar estos campeonatos regionales, también motiva a que nuevos actores aparezcan en la escena para hacer eventos y que no todo recaiga sobre la USU; obviamente que apoyamos a los promotores locales pero no todo cae sobre nosotros. Creo que la clave está ahí, en descentralizar el deporte, y potenciar a los diferentes actores.

En definitiva es eso, por “dar vida” al deporte, por generar nuevas experiencias y por probar cosas nuevas, haciendo siempre lo mismo no íbamos a llegar muy lejos ni cambiar nada. Creo que perdimos dos años en no hacerlo de entrada.

Juanja Vargas rumbo a la victoria en un torneo en pleno Río de la Plata: Cuchilla Alta. El mismo tuvo aproximadamente 80 inscriptos. Foto: USU Canelones

¿Has visto un formato de este tipo en algún otro lugar a nivel mundial?
Sinceramente no tengo muy claro cómo es exactamente en otros países ya que las estructuras son muy diferentes, salvo lo que es la WSL y el WQS. Yo vengo de jugar a fútbol en la liga Universitaria toda mi vida, donde hay A, B, C, D, hasta H2 creo, hay 16 equipos por divisional y cerca de 20-25 jugadores por equipo. Así que para la gran mayoría la motivación está en ascender, no descender o ganar el clásico que me toque, y ahí están las pequeñas motivaciones; no tanto ser el mejor equipo de los mejores, algo que en definitiva es para pocos y bajando ese reglazo al surf, pensé que podíamos aplicar algo similar y de esa forma saciar las necesidades intrínsecas en el ser humano de competencia.

Con medio año de realizado, ¿qué balance hacés?
La verdad que excelente, fue todo un cambio. Desde el comienzo de circuito, a esta mitad que vamos, el formato, a modo de ranking, a inversión, todo. Literalmente fue casi un borrón y cuenta nueva. Por suerte, para la gran mayoría fue algo positivo. Yo tenía alguna duda de cómo iba a ser tomado por algunos competidores ya que íbamos a dejar fuera de la A a varios pero por suerte creo que todos están bastante contentos con la decisión.

¿Y qué autocrítica haces?
No haberlo hecho antes. Este es “el segundo mandato”, este formato de campeonato de empezar en verano y terminar en Diciembre era una idea que siempre estuvo. Lamentablemente por “los miedos” intrínsecos en hacer algo totalmente diferente, se demoró. Por suerte probamos y viene bien. Da muchísimo más laburo, eso sí, son casi 30 eventos por año.

Luego también tenemos un debe con lo que es el circuito de niños que esperamos armar algo bueno para esta temporada diciembre - marzo y la comunicación de la campaña de socios creo que hay que mejorarla.

De alguna manera sucedió que la B empezó a ser más relevante para muchas personas que la A, ¿cómo explicás esto?
Como te decía antes, la necesidad de medirse contra sus pares. Esa clasificación y segmentación que hay en la liga universitaria fue la inspiración, no es justo que en una primera batería a un chico que tiene un nivel medio y por ejemplo se viene de Punta del Diablo haciendo un tremendo a esfuerzo pierda en una primera ronda con dos top 15 del ranking. Ese muchacho se va totalmente destruido, moral y económicamente. La idea es buscar alguna cuota de justicia en todo esto. Por eso se hizo la B interdepartamental, las B departamentales y la A. Hay chicos que estando en la B han competido como suplentes en más eventos que varios de la A en dos años. Eso es clave, ese competidor de la departamental va a tener mucha constancia y practica, eso motiva, enseña y divierte; ese es el plan.

El uruguayo Julián Schweizer ganó plata en Punta Rocas este año y además logró que varias empresas paguen impuestos apoyando su proyecto para poder pagar sus viajes alrededor del mundo.

¿No resulta un poco arriesgado delegar la gestión de un circuito de la USU a terceros? ¿Cómo evalúan a cada departamento?
Uno tiene que intentar empoderar a los demás, sino te terminas volviendo una especie déspota que todo va para su chacra. En la vida hay que delegar responsabilidades y quizás una vez te equivocas de persona, después te salen cinco bien, después te equivocas de vuelta pero no hay que parar de intentarlo. La USU tiene que crecer, no queda otra, y darle ese lugar a terceros. Tenemos que ser una herramienta para que todo aquel que está vinculado al surf y quiere participar pueda hacerlo.

Nuestro rol sería el de dar cierto marco organizativo y técnico para que las cosas salgan bien y en orden. Estoy seguro que hay mucha gente que quiere hacer cosas, es cuestión de hablarlo. El año que viene ya estamos viendo quienes quieren armar eventos B. Los eventos A los vamos a armar y dirigir nosotros que es en lo que nos da el tiempo de enfocarnos y nos hemos hecho fuertes. Para los eventos B tenemos que confiar y apoyar a terceros.

Según parece finalmente salieron apoyos de la Comisión de Promoción del Deporte, ¿qué detalles podrías dar sobre esto?
Bueno, historia aparte. Sí, salió y Raúl Goyenola de Comprode y su equipo se portó muy bien y fueron de una ayuda increíble para lograr lo que queríamos, es una excelente iniciativa, por suerte conseguimos esos apoyos de privados que a través de este programa hicieron viables los proyectos de dos deportistas. La verdad que ese tema fue la razón por la que en su momento decidí entrar en la USU, luego vinieron mil cosas y termine de presidente, pero creo que es de las cosas más importantes que han pasado en el surfing nacional en lo que hace a los apoyos a deportistas.

Se ha marcado un antes y un después en la gestión económica de los surfistas profesionales. Obviamente esos proyectos no son para cualquiera, y llevarlos adelante me ha costado un esfuerzo muy grande. Hoy te puedo decir que Lucas Madrid y Julián Schwaizer tienen una herramienta para solventar sus proyectos; ellos como cualquier otro deportista que se tome las cosas en serio.

Deal reconoce que tiene una deuda con el semillero, con los más pequeños del surfing uruguayo. En la foto: Alejo Marchand, gran talento uruguayo en asenso, es sub 16 y se mete en finUn nombre que se viene con todo: Alejo Marchand, finalista en las dos categorías.

Y con casi tres años de gestión, ¿cómo evaluás lo hecho por la USU durante tu mandato?
Creo que la cosas vienen bastante bien. Evaluarme a mí mismo no se si es lo correcto ya que hago las cosas con total convicción, soy bastante impulsivo. Por suerte no hemos tenido ningún revés fuerte y todo lo que hemos hecho siempre ha sido, en esta y en la anterior gestión con total buena voluntad y siempre en pensando en los atletas.

Para enumerarte alguna cosa: Hemos tenido record de inscriptos en eventos, todo el circuito se maneja de forma electrónica (registro y eventos), tenemos transmisión en vivo con una calidad increíble (y quiero hacer una mención especial a Daniel Monfort por esto), varios sponsor nuevos y motivados (Volskwagen, Blue Cross & Blue Shield, Corona, La Isla, Rip Curl, Mc Donalds, Corona, Gatorade), cinco divisionales (Profesional Nacional, Amateur Interdepartamental, Local Rocha, Local Maldonado y Local Canelones), registramos a la USU en el comité Olímpico, Presentamos proyectos en Comprode, hay toda una camada de jueces nuevos y motivados, estamos integrando a nuevos actores en la realización de eventos, tenemos un circuito profesional de seis fechas confirmadas, y es anual y nueve eventos B Amateur, cuatro eventos de Longboard, cuatro eventos junior, cuatro eventos Master.

Para terminar Julián se acaba de traer una Medalla de Plata de un Panamericano en la primera participación de nuestro deporte. La verdad estoy super contento con lo que ha pasado en estos tres años.

¿Qué crees que te salió definitivamente mal?
Creo que algo que salió mal fue la comunicación de la campaña de socios. El objetivo de cantidad de socios a la fecha era bastante más alto que el que se dio finalmente. No fue algo que salió totalmente mal, ya que avanzamos en la creación de tremendo sistema online -que sigue en desarrollo- de registro de socios, de registro a eventos, panel de usuario de cada competidor, y también hicimos muy buenas alianzas con empresas para que apoyen a la USU y a sus socios, pero creo que la comunicación salió floja, si no deberíamos tener muchísimos más socios porque hay tremendos beneficios, seas o no seas surfista.

O sea estamos hablando que por una cuota de 150 pesos por mes, mas o menos, ahorras miles de pesos por mes en descuentos en empresas que nos apoyan -y no es marketing, ¡es real! Si nos quieren apoyar acá está el link: www.ususurf.org/socios.

También creo que salio mal la inclusión de los más chiquitos que aparte es el futuro del surf. Estamos en el debe de hacer más eventos para niños de sub 10 a sub 14, y espero, por como viene armando la cosa poder comenzar a trabajar con ellos ya en diciembre de este año hasta marzo. Acá creo que también debemos estrechar el vínculo con las escuelas de surf que son las que más niños tienen trabajando con ellos de forma que los impulsen a competir y también participen en la creación de los eventos.

Marco Giorgi, gran talento uruguayo, top 100 del QS. Foto: WSL-Dunbar