Keala Kennelly se llevó el golpe del año y pidió: “No más golpes, por favor”

Lee el relato de la hawaiana sobre el que el jurado de la WSL consideró el peor golpe de la temporada

En una presentación humilde vía programa de Internet filmado con celular, la WSL hizo oficial el anuncio del ganador al golpe del año; la hawaiana Keala Kennelly ganó por un porrazo duro en Jaws durante el mundial en la temida ola de Maui.

“Nunca fue mi meta, pero yo lo recibo”, dijo la hawiana que procedió a relatar cómo se vivió el palo desde adentro:

“Las condiciones estaban muy desafiantes, todo el tiempo hay viento ahí y eso hace que todo sea mucho más difícil. Cuando estás por mandarte en una ola de esas y justo sopla una buena ráfaga de viento, realmente no hay mucho que puedas hacer en ese momento. Estás completamente comprometido.

En esa sentí que mi tabla se levantaba y empecé a empujar la tabla hacia abajo con mi mano, tenía muchas ganas de completar la ola, me decía que todavía podía completarla. Entonces yo seguía presionando hacia abajo pero el viento me seguía levantando y creo que mis quillas se soltaron y la tabla se fue de costado y después giró y me pegó en la barbilla, luego giró de nuevo y me golpeó en las costillas y luego giró de nuevo y me golpeó en la cara y luego giré locamente como si fuera una rueda unas tres veces”.

Y finalizó: “No más golpes, por favor”, riéndose.