La historia detrás de la foto: “Esa fue una que en verdad marcó”

Johannes Bock comparte cómo fue que llegó a sacar esta instantánea en El Buey algunos años atrás


La foto fue tomada en los días previos al campeonato que también el mar estaba dado vuelta, estaba gigantesco, brutal, glaseado, un día gris, estaban los barcos atrás, ese barco de los containers, de hecho, esa foto y la foto del Merello (ver abajo) la compró la empresa esa de los containers (Hamburg Sud), la compró por mucho dinero y terminó estando en la oficina del dueño de esa empresa de containers.

Aproveché ese swell con todo, tenía un 100-400 Sigma que le saqué el jugo al máximo, buscando la luz perfecta, cualquier fotógrafo diría que la luz está mala, pero para mí la luz está perfecta, porque el mar tiró un color como el que se ve en la foto, la ola poderosísima, grande, cerradísimas algunas, pero las que abrían eran unas cavernas increíbles. Recuerdo que ese día fui el único fotógrafo que estaba afuera en ese lugar.

Todos estaban del otro lado, o mismo en el hotel Arica, y yo fui más abajo, encontré un ángulo increíble, recuerdo que salieron muchas bombas, tomé muchas buenas fotos, pero esa fue una que en verdad marcó, yo creo que hasta mi carrera como fotógrafo.

Fue la primera vez que una foto mía salió en Surfline como profesional, creo que marcó mi carrera como fotógrafo porque esa foto no sé si dio la vuelta al mundo, pero seguro a nuestro círculo de amigos de Latinoamérica y más allá.

Recuerdo que fue un día grande, un día de ver los pagones más terribles que había visto, recuerdo de estar fumando esa hierba de mierda que venden en Arica ahí afuera, mientras reía hasta locura.

Fue un día de moto, creo que estaba el Moja Quintana haciendo los rescates y había otra moto dando fotos, pero no salieron muy buenas porque el mar estaba tan grande que creo que no había lente que esculpiese la ola.

"El mar estaba tan grande que creo que no había lente que esculpiese la ola"

Yo creo que también esa foto demostró un poco el surfing gigantesco que tienen los latinos, la escuela, la cancha que tenemos en Sudamérica para olas grandes, que no solo se da en Hawái, Tahití o Fiji. Se dio a conocer más las olas de Arica, que no es solo El Gringo, que es donde se hace el campeonato y todo el mundo lo conoce, creo que esa foto dio a conocer más El Buey, obvio que muchos la conocen, pero no sé cuántos la conocían en su máxima expresión.

Fue una de las primeras fotos que mostró El Buey con todo su poder, contemporáneamente, en la era digital de la fotografía. Así que nada, fueron condiciones inolvidables, condiciones que se repiten poco yo creo en Arica, condiciones súper especiales, el mar estaba gigante y creo que ese fue el primer año que se canceló el campeonato.

Luego de esos días, el mar seguía gigante. Ese campeonato prácticamente se corrió en la derecha de El Gringo, no había izquierdas prácticamente, no sé podía correr de izquierda. Estaba Ian Gouveia, varios locos que se estaban matando en la derecha, la final se canceló, recuerdo que querían tirar a Manuel y Miguel en El Buey, pero no se hizo, hubiera sido una muy linda final, una final distinta.

Merello en una bomba y el barco de contenedores atrás. Esta y la de portada fueron las fotos más caras que vendió Bock en su vida, a precio de empresa naviera.
Bock trabajando en California.