Lucas Silveira se fue a Indo

Y por supuesto que se llenó la gorra de tubos con muy poca gente al rededor

Más de 40 horas de viaje, unos cuantos miles de dólares invertidos pero el hecho histórico de surfear las mejores olas del mundo vale cada peso, cada hora.

Silveira llegó, surfeó en Bali y se fue a G-Land donde empezó a agarrarle gusto a las cavernas de Java.

Y el viaje recién empieza.

Por @badfilmer