“No creo que el surfing femenino sea lo suficientemente fuerte como para tener 34 mujeres en la primera división”

Stephanie Gilmore en entrevista, sobre igualdad de género en el deporte, el mundial ISA, los juegos olímpicos y la vida en el tour CT, en el que dice que tiene que haber menos hombres


Foto de portada: ISA/Pablo Jimenez

Presenta: International Surfing Association y Tubos Surf School 

Los australianos son buenos patriotas y siempre que se les da una chance de representar a su nación, no la desperdician. Ellos fueron el único país que tiene integrantes del CT que no se perdieron con equipo completo la ceremonia y el desfile agitando su bandera y luciendo sus colores.

Gilmore ha hecho historia, empatando los siete títulos mundiales de Layne Beachley en un entorno mucho más competitivo que antes y con claras chances de superar y de convertirse en la más ganadora de la historia.

En los ISA World Surfing Games presentados por Vans está enfocada, pero se la ve también relajada, como ella misma dice intentando “compartir la experiencia con otras chicas”. Por un lado no quiere perder contra un desconocido, pero por el otro quiere pasarla bien.

Luego de meterse en ronda 3 (más tarde pasó a ronda 4), habló con DUKE y no dejó de expresar temas que perfectamente pueden ser considerados polémicos, especialmente por sus colegas en el QS, que son abundantes (por lo dicho que hizo el título de la nota) y también por sus colegas hombres, señalando que deberían ser menos en la primera división.

¿Qué tal es competir contra personas que tal vez no son tan conocidas en el mundo del surfing? ¿Te presiona más?
No sé si siento presión, me emociona compartir la experiencia con las chicas, conozco a muchas de ellas, probablemente están un poco nerviosas y quiero hacerlas sentir más cómodas. Pero obviamente está bueno desafiarlas y darles la experiencia de lo que es competir con las surfistas del tour.

Y sí, yo me siento bien, realmente disfruto surfear ante otras chicas porque en el tour surfeamos ante las mismas todo el año.

No se puede subestimar a ninguna, y cuando las olas están así, chicas y difíciles seguramente va a haber sorpresas.

Y ya las hubo, Carissa está en el repechaje.
Sí, es genial ver que hay nombres desconocidos que llegan a vencer a los campeones.

¿Qué surfistas viste que no conocías y te impresionaron?
Hubo algunas, me impresionó (piensa), creo que las alemanas son muy buenas, Frankie (Harrer), hay una rusa que surfea muy bien, creo que vive en Panamá pero es muy buena y luego hay muchas jóvenes que se vienen con todo surfeando muy bien, no sé sus nombres pero si las veo las reconozco.

¿Qué te pareció la regla que obligó a los surfers del CT a venir? Algunos tal vez no están tan felices, ¿en qué grupo estás tú?
(Se ríe) Sí, creo que es difícil porque ya viajamos tanto que agregar un evento puede ser difícil. Ellos estaban Tahití, luego vienen para acá y de ahí todos nos vamos a California, y de ahí seguimos en la ruta a Francia y Portugal por lo que fue un poco difícil agregar Japón ahí y saber que estaremos viajando por el resto del año. Seguramente por eso hubo un poco de vacilación…

En mi caso, yo nunca estuve en Japón para surfear anteriormente por lo que estaba emocionada y nunca había competido en los World Surfing Games, sí en los juniors, y sé que hay una experiencia de equipo divertida, que es algo que en el mundo del surfing no recibimos mucho.

Yo estoy en la ruta todo el tiempo, siento que viajo demasiado por lo que, que siga rodando, todo está bien.

Gilmore siempre dice que los beach breaks con olas chicas no son su fuerte, pero en Miyazaki no ha mostrado muchos defectos. Foto: ISA/Evans
Australia es el único equipo con integrantes del CT que desfilo con el equipo completo. Foto: ISA/Evans

Entonces estás completamente motivada y enchufada para que el equipo australiano se lleve el primer lugar.
Por supuesto, soy una persona competitiva, todos lo somos, no me gusta perder.

¿Australia te da un incentivo si ustedes ganan este evento?
No creo que haya un incentivo por ganar, pero el gobierno australiano nos da mucho apoyo financiero todo el tiempo.

¿Para los surfistas?
Sí, para los surfistas. Una vez que llegamos a las olimpíadas los atletas recibimos mucho apoyo para poder entrenar, tenemos entrenadores, fisiatras, y podemos ir al cetro de alta performance de Surfing Australia a hacer ejercicio, a que nos cuiden, hay psicólogos… Es muy especial que tengamos ese tipo de apoyo.

Hablando de equidad en el surfing, ¿has pedido a las autoridades que hayan 32 mujeres como hay 32 hombres?
(Piensa), creo que podemos llegar algún día ahí, no sé si ahora que… Para ser honesta, creo que debería haber menos hombres. Creo que pasamos tantos días en los eventos esperando por marejadas que si tuviéramos menos hombres, tal vez 18 y 18 podríamos terminar los eventos mucho más rápido, en un buen swell, en lugar de esperar por dos.

Creo que eventualmente llegaremos a… Cosas como la igualdad en el pago son las que hacen que crezca el deporte, porque en este momento no creo que el surfing femenino sea lo suficientemente fuerte como para tener 34 mujeres en la primera división, pero creo que con la igualdad de pago es donde comienza. De ahí todas las chicas que empiezan ven que hay una carrera legítima y las alienta a hacerlo.

El deporte crecerá y creo que llegaremos a ese punto, me parece que será pronto, en el que podamos tener 34 y 35 mujeres compitiendo.

¿Y no consideras a las 1.000 mujeres compitiendo en el QS que se mueren por entrar en el CT? ¿No crees que ella son un buen motivo para que haya más espacio para otras?
¡Sí, claro! Pero, ¿cuántos hombres hay en el QS? Entonces habría 100 en el tour masculino. Yo creo que eventualmente los números igualitarios son muy importantes y esa es la meta de la WSL, tener más mujeres en el tour pero mi opinión personal para que haya un evento del tour siendo realizado de forma eficiente en olas buenas, necesitamos tener menos hombres.

Y qué pasa con el QS, las surfers más pobres están en el QS y a ellas todavía tienen diferencia en el pago de premios, ¿no te parece que es injusto y que tal vez la WSL podría haber comenzado por ahí?
Sí, el QS es muy difícil, siempre he dicho que es probablemente más difícil ganar un 10.000 que un CT porque las olas usualmente no son tan buenas, por lo que siempre he pensado que eso es difícil. Pero la WSL siempre está trabajando en asegurarse que pueden balancear todo y que las cosas mejoren.

El QS se hace de forma distinta, con contratos individuales con los locales que hacen los eventos por lo que es diferente pero las cosas están mejorando en el US Open dieron pago igualitario para hombres y mujeres.

Y sí, es difícil porque es caro, hay mucho viaje y es un deporte muy caro.

LA australiana cree que deben haber menos hombres en el CT para que los eventos sean más eficientes. Foto: ISA/Ben Reed