Pasando raya sobre lo que dicen los científicos de si surfear es seguro en época de Covid-19

No hay evidencia científica que indique que surfear solo, o a una distancia prudente de los demás, signifique un riesgo de contraer el coronavirus


El contagio de coronavirus entre surfistas en el océano se ha transformado en una discusión aparte y muy importante en el mundo del surfing. Y si bien, en la mayoría de los países ya ni siquiera importa si en el mar se contagia el virus porque la mayoría está en cuarentena obligatoria o con las playas cerradas, vale la pena dar un repaso de lo que los científicos han dicho al respecto.

Algunas de las primeras publicaciones sobre el tema se dio en el Los Angeles Times que citó erróneamente a Kim Prather, una química atmosférica, reconocida en el Instituto de Oceanografía Scripps (Scripps Institution of Oceanography) que decía que las brisas marinas son propensas a dispersar coronavirus más allá de 6 pies y aseguraba que no iría al agua de mar ni aunque le paguen un millón de dólares.

Esta nota fue levantada y citada por varios medios de todo el mundo y tenida en cuenta como referencia dentro y fuera de la comunidad surfer.

Pero luego la propia Prather escribió que se la sacó de contexto, según publica Stab, dijo: “Hablamos sobre la investigación que mi grupo está haciendo por parte de la contaminación humana que llega al océano y que puede terminar en la atmósfera con posibles efectos sobre la salud. Dejé en claro que este era un proyecto de investigación y que tomaría mucho tiempo saber las respuestas. Le había explicado muy bien que el SARS-CoV-2 nunca había sido detectado en el océano o en la atmósfera por nadie. Se necesita mucha investigación para comprender este virus y cómo viaja en el medio ambiente, si es que lo hace”.

"El SARS-CoV-2 nunca había sido detectado en el océano o en la atmósfera por nadie"

Una de las preguntas claves que los surfistas, bañistas y científicos intentan responder es si las aguas residuales que llegan al océano pueden cargar el virus. Con respecto a que no iría al agua ni aunque le paguen un millón de dólares, Prather explicó que se refería a que no lo haría si hubiese llovido antes, porque el agua estará sucia, pero no por el coronavirus. Y aseguró: “Es un virus que tiene una envoltura frágil que se puede romper con calor o agua, lo que mata al virus, y esta es una muy buena noticia. Le conté todo esto, pero desafortunadamente no lo publicó en el artículo”.

En el mismo orden, en la mencionada nota de Los Ángeles Times, Charles Gerba, un profesor de microbiología de la Universidad de Arizona que ha estudiado el coronavirus en aguas residuales desde que estalló la pandemia, dijo que este tipo de virus típicamente sobreviven 2 o 3 días en aguas residuales pero que ha realizado algunos estudios moleculares y si bien ha confirmado que el virus sí llega a la red sanitaria, encontró que más del 90% de coronavirus desaparece con los típicos métodos de tratamientos de agua; “es muy sensible a los desinfectantes”, dijo.

“Es un virus que tiene una envoltura frágil que se puede romper con calor o agua, lo que mata al virus, y esta es una muy buena noticia"

En el mismo sentido se expresó el doctor Guillaume 2 en nota publicada por el sitio web tico Surfos establece: “Según el conocimiento científico actual, no hay razón para creer que el ambiente marino podría ser un vector para la propagación del SARS-CoV-2 que causó la pandemia de Covid-19”.

El especialista se refiere incluso a un estudio que publicó la revista Nature, que señala que por la microbiota intestinal se da una desactivación viral que hace que no haya ningún virus infeccioso en las heces.

Pero, incluso cuestionando esto, Barucq dice que “una vez en la red de aguas negras, el ARN viral también sufrirá una degradación significativa. No solo porque sobrevive mucho menos en las aguas residuales, porque los diversos tratamientos en una planta de tratamiento de aguas residuales lo eliminarán o neutralizarán”.

En referencia al punto que más importa, que es si el virus vive en el agua de océano, Barucq dice que “todavía no tenemos datos específicos sobre la supervivencia del SARS-CoV-2 en un ambiente salino, pero los primeros elementos indican un virus frágil en el agua”.

“Todavía no tenemos datos específicos sobre la supervivencia del SARS-CoV-2 en un ambiente salino, pero los primeros elementos indican un virus frágil en el agua”

Por otra parte, en el sitio web de la Organización Mundial de la Salud, no hace ninguna advertencia sobre la posibilidad de transmisión del virus en el agua salada.

Barucq agrega: “Los espacios al aire libre como la costa son, por el contrario, entornos en los que se nos garantiza encontrar concentraciones virales nulas o mínimas”.

La postura que sí establece posibles contagios en el mar apunta más bien al contagio de humano a humano, Parther se refiere a que el viento en la costa puede trasladar el virus más de seis pies (poco menos dos metros) que es la distancia prudente que recomienda la OMS.

No obstante, Barucq señala que los vientos marinos son más un factor de gran dispersión que de la concentración de los agentes de contagio.

"Los vientos marinos son más un factor de gran dispersión que de la concentración de los agentes de contagio"

Pasando en limpio, un surfista por ir al agua a surfear solo, no parece posible que contraiga Covid19, especialmente si está en un océano limpio lejos de aguas residuales. Pero incluso surfeando en un mar sucio, cercano a una salida de río, hay evidencia que indica que el tratamiento del agua e incluso la microbiota intestinal hace que el virus deje de contagiar.

Sí parece claro que es un factor de contagio la acumulación de gente en el agua y que el virus viaje por aire. En otras palabras: En tiempos de coronavirus no es recomendable surfear de a 50 ni de a cuatro, uno a lado del otro.

El riesgo más grande es que tosa un surfista y otro adquiera el virus.

Que tosa y caiga el virus al agua parece no ser tan riesgoso por lo dicho por Barucq y porque no hay advertencias de la OMS de que el virus viva en el agua salada.

En otras palabras, surfear solo o a una distancia prudente de otro ser humano no parece conformar un riesgo para contraer Covid19, pero sí lo sería surfeando en Lowers o en Malibu con 500 personas apiladas en 50 metros cuadrados de line up.

Meterse en un mar como el de la foto sí configura un riesgo de contraer coroavirus. Estar solo como en la imagen de arriba, no.