Reflexiones pandémicas post cuarentena de cuatro ilustrados surfistas argentinos

Así es la nueva normalidad del surfing argentino según Maxi Siri, Martín Passeri, Franco Radziunas y Juan Ruggiero


Nota presentada por Quiksilver Argentina  - Fotos de portada por Christian Martínez, Mariano Serna y Omar Castiglielo 

Más gente en el agua, más ganas de surfear y más precaución una vez afuera son algunos de los elementos que esta nueva normalidad trajo al surfing argentino.

En esto coinciden y así lo expresan dos juveniles y dos veteranos leyendas del surfing argentino: Franco Radziunas, Juan Cruz Ruggiero, Maxi Siri y Martín Passeri en una ronda de preguntas que respondieron a DUKE y que son presentadas a continuación:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Maxi Siri (@maxisirisurf) el

Maxi Siri: “La cantidad enorme de gente que veo en el agua, es impresionante, ¡a toda hora!”

Ha sido una alegría inmensa volver al agua después de varios meses sin actividad, nos perdimos olas de alta calidad en el otoño pero gracias a Dios el mar no paró de bombear durante todo el invierno.

Una de las principales diferencias que noto con respecto al surfing antes de la pandemia es la cantidad enorme de gente que veo en el agua, es impresionante, ¡a toda hora!

Calculo que esto sucede porque el aprendizaje que le dejó a muchos es a darse un tiempo de calidad para uno mismo, ¡nunca se sabe cuándo se puede ir todo a la mierda!

Duplicó el aprendizaje de entender que estamos todos recontra acelerados, viviendo a un ritmo insalubre .

Otra cosa que aprendí fue que si tenés nenes chiquitos no vivas en un 3 ambientes porque si te agarra una pandemia la podés pasar muy mal (risas).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Juan Ruggiero (@juanruggiero1) el

Juan Cruz Ruggiero: La gente “disfruta mucho más el meterse en el agua que antes”

El surfing post cuarentena fue al principio felicidad y mucha felicidad de poder estar en el agua, súper agradecido. Después sí, ni bien agarre la tabla y estaba entrando, no podía remar, me dolía todo, como arrancando de cero. Pero bueno, lo primero que sentí fue felicidad de hacer lo que más me gusta y me divierte que es surfear.

Las diferencias que noto, surfísticamente nada, casi todo igual, lo que sí, nos perdimos acá en Mar del Plata la mejor época de olas y el clima que es marzo, abril y mayo. Arrancamos a surfear tipo junio o julio, no es lo mismo meterte con 3/2 que meterte con 4/3, botas, guantes y capucha. Lo que más noto en mí, en la gente, es que disfruta mucho más el meterse en el agua que antes, yo era muy monótono, levantarme, ir a surfear, ahora nada, lo disfruto mucho más cuando me puedo meter con amigos.

La lección que aprendí de la pandemia es que el virus está y va a seguir estando durante uno o dos años. Nosotros las personas, tendríamos que tomar las precauciones necesarias como el uso de barbijo, lavarse las manos, tener alcohol en gel y ser cuidadoso, no juntarse en lugares públicos y cosas así para reducir el riesgo de contagios y poder seguir haciendo lo que más nos gusta que es surfear.

Otro aprendizaje fue que no importa lo que hagas, tenés que disfrutarlo al máximo, de la familia, de los amigos que nunca se sabe cuándo se acaba, básicamente fue eso, hay que disfrutar lo que tenemos y ser agradecidos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por F R Δ П С О R Δ D Ζ Ι U П Δ S (@franco_radziunas) el

Franco Radziunas: Aprendimos a “a valorar las cosas que hacíamos cotidianamente”

El surfing en sí dentro del agua no cambió, lo que sí se modificó fue fuera del agua, tanto antes como después de la metidas con el tema de mantener el distanciamiento social y respetar el protocolo.

No noto muchos cambios a la hora de surfear, hasta incluso veo más gente en el agua que años anteriores probablemente porque eligieron el surf como una actividad para salir de sus casas. Sin embargo, como dije antes afuera del agua se tiene que respetar el protocolo con el distanciamiento social y evitar agrupaciones de muchas personas.

Esto que sucedió en el mundo hace que nos detengamos y observar nuestro alrededor, aprendiendo a valorar las cosas que hacíamos cotidianamente. Creo que todos tenemos que aprender a tener empatía y respeto hacia el otro para cuidarnos entre todos ante esta situación.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por MARTIN PASSERI (@martinpasseri) el

Martín Passeri: “Quiero generar un poco esa consciencia que el estar encerrado no creo que mejore la salud”

Lo más significativo que tuvo la pandemia en lo que respecta a mi perspectiva y mi actividad fue cambiar algunos patrones de laburo, aprovechar el tiempo en casa de la primera etapa para estudiar, revisar, ordenar cosas que no me estaba dando por pasar tanto tiempo en la playa, entrenando a los pibes, entrenando yo, en el gimnasio y todo. Por otro lado, valorizar lo que tenemos, reforzar lo que nos hace bien y defenderlo.

Entonces, en cada lugar donde puedo, antes si bien el compromiso era práctico, ahora va por todos lados, trato de hablar con la gente para que siga haciendo deporte, gente que no puede entrenar, para que entrene ya sea conmigo o por algún sistema que le permita hacer alguna actividad física, una, dos o tres veces a la semana.

Quiero generar un poco esa consciencia que el estar encerrado no creo que mejore la salud, no creo que prevenga nada, lo que pasa es que también la gente en cierta forma, en los lugares que hay circulación viral, hay un poquito más de consciencia en los cuidados mínimos para que no sea una locura.

De cualquier forma, la pandemia trajo muchos rebotes; desde lo económico, lo social, que no sé si hoy estamos en condiciones de hablar, no tengo la información, ni la experiencia en ese campo, pero sí he visto el cambio de comportamiento en algunas personas. En los chicos sobre todo, en donde tenemos que estar conscientes y los líderes de los deportes seguir empujando a la gente a que haga actividad física, porque lo económico no lo podemos manejar, pero lo físico es una decisión nuestra y eso nos trae de alguna forma salud a lo mental.

Pasar mucho tiempo escuchando noticias u opiniones, no nos va a hacer bien y pasar más tiempo, preocupándonos y ocupándonos por nosotros, hacer algo bueno para nuestra salud, para nuestro físico va a ser mucho mejor.