Tres minutos escalofriantes de surfistas con tiburones

Ayer, en Durban, Sudáfrica