Renzo Zazzali: “Dicen que fue la ola más grande corrida en Pico Alto hasta ese entonces”

Un relato con muchísimo jugo de un swell histórico que tuvo lugar Perú en 2003 por uno de los más experimentados big riders del país; “nunca habia visto el mar tan grande”, dice

Renzo Zazzali ha visto generaciones y generaciones pasando por Pico Alto y sigue bajándose las olas más grandes del Perú  cada vez que puede.

Surfea hace más de 40 años y si hay alguien que tiene historias en mares gigantes, en mares tubulares y en mares perfectos en su país, ese alguien es él.

Compartió dos días atrás un imperdible relato de la que él considera fue la mejor ola de su vida, que dicen hasta ese 2003 era considerada la más grandes jamás surfeada en Pico Alto.

Pero por encima de todo, Renzo dice que “nunca había visteo el mar tan grande”, y si lo dice él, es porque estaba gigante.

Debajo el relato:

"Por el momento que estoy fuera del serfin, solo me queda recordar aquellos momentos gloriosos para regresar de nuevo al agua con mucha fuerza.

Me acuerdo este día del 2003, en Pico Alto. Nunca habia visto el mar tan grande.

Se cerraba Punta Rocas con Kontiki, El Paso, Pacharacas, Señoritas, Caballeros, El Silencio y Arica. Todo en un sola línea.

La Costa Verde cerrada por maretazo, en Triángulo 10 embarcaciones reventadas contra la arena.

Era la primera vez que veía la Herradura pasarse de vueltas. La ola llegaba literalmente hasta la playa de estacionamiento.

Pasé a recoger a Rodolfo Klima y a Wawa Parroud (QEPD), nuestro objetivo era Pico Alto.

Entre con mi 9’8, una pita de 20 pies que me presto Momuna y sin chaleco.

Me sentía súper seguro y conectado. Me posicioné 100 metros más adentro que todos porque sabía que a cada hora entraba la gigantesca.

Esperé con mucha paciencia y efectivamente, llegó la serie del día. Estuve en el momento y lugar indicado.

Solo me quedó remarla y tratar de hacerla como sea... ¡Y así fue!

Dicen que fue la ola más grande corrida en Pico Alto hasta ese entonces. Algunos le echaban hasta 9 metros. Yo le pondría unos 7 u 8.

Después de unos años de haberme corrido la ola más grande de mi vida, me dieron un premio reconociendo mi titulo.

Humildemente, esta se convirtió en la ola de mi vida, me sirvió de ejemplo y seguridad ante la vida misma.

Y así, para siempre darme cuenta, que todo es posible.

Bueno, espero les haya gustado mi relato. Lo escribo con mucha pasión y humildad. Y sé que este "volver a vivir" me ayuda a darme fuerzas y reconectarme con mi serfin. ¡Ya regreso por más!".

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Renzo Zazzali (@renzozazzali)

Comentarios: